Derrubando muros con pintura se pone al alcance de los niños

El Concello ha editado un cuaderno para colorear los murales que decoran Carballo


El proyecto Derrubando muros con pintura sigue derribando tabiques y alumbrando nuevas iniciativas. La última tiene como destinatarios a los más pequeños y los invita a dar rienda suelta a su vena artística con un cuaderno para colorear algunos de los trabajos que han transformado las calles de Carballo. Imágenes de 18 murales dan forma a este volumen del que han sido editados 3.000 ejemplares, que se pueden recoger de forma gratuita en el Museo de Bergantiños. «Queremos que as xeracións máis novas interaccionen co proxecto, o fagan propio e contribúan tamén a dar cor aos muros», explicó ayer Xosé Regueira, edil de Turismo, en la presentación de la publicación. La técnica Maite Parga destacó que las cubiertas exteriores han sido ilustradas con una imagen del primer mural del proyecto -el que realizaron en el 2013 Paula Fraile y Roberta Venanzi en la rotonda de la calle del Sol-, y que las obras a colorear de las páginas interiores son de artistas locales.

Esta nueva iniciativa llega acompañada por unos marcapáginas preparados por otra técnica del área de Turismo, Patricia Mañana, pensados para guiar a los visitantes por Carballo en busca de los muros reales, puesto que incluyen unos código QR para escanear con el móvil.

Regueira y el alcalde, Evencio Ferreiro, recordaron ayer los inicios del proyecto y cómo ha contribuido a cambiar la imagen de la localidad. «Para os que somos dunha xeración que fomos vendo como nos eliminaban todos os referentes arquitectónicos é reconfortante ver cómo agora a vén xente de fóra a ver Carballo», apuntó el regidor. El Rexenera Fest, otro de los hijos de Derrubando muros, aguarda ya su turno para seguir caminando por esa senda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Derrubando muros con pintura se pone al alcance de los niños