Arte, galardones y pesar en los premios Xosé Manuel Eirís

La muerte de Paco Souto estuvo muy presente en el acto celebrado ayer en el Pazo carballés

;
Entrega de los premios del certamen fotográfico Xosé Manuel Eiris Entrega de los premios del certamen fotográfico Xosé Manuel Eiris

Debía ser una tarde de celebración, pero el pesar por el fallecimiento de Paco Souto estuvo muy presente también en la entrega de premios y en la inauguración de la exposición del certamen de fotografía Xosé Manuel Eirís, que comenzó con un minuto de silencio en recuerdo del percebeiro, político y poeta.

«Hoxe o mar roubounos as palabras e por iso é duro ter que participar en actos de homenaxe de persoas que xa no están entre nós»: Xosé Manuel Eirís, Alberto Gende -artista que da nombre a sala de exposiciones- y Paco Souto, enumeró, visiblemente afectado, el alcalde carballés, Evencio Ferrero, que no pudo completar su discurso y tuvo que ser arropado por los presentes con un aplauso.

Antes de eso, había destacado el orgullo que sienten los carballeses al ver como el certamen es «capaz, ano a ano de seguir elevando o nivel; isto é unha boa mostra da sensibilidade artística de todas as persoas que participan». También pudo agradecer la colaboración de la Fundación Luis Calvo Sanz y el apoyo de «toda a familia de Xosé Manuel Eirís».

El nivel creciente del certamen fue, asimismo, destacado por el fotógrafo y profesor de la Escola de Imaxe e Son de A Coruña Nacho Romero en su intervención en nombre del jurado que tuvo la responsabilidad de decidir los premios. «Non foi nada doado quedarnos nada máis que con estas catro fotografías», apuntó.

Los premiados

En esta decimonovena edición del certamen carballés el primer premio fue para el madrileño afincado en Cuenca José Ramón Luna de la Ossa por una imagen titulada Teatro de lo humano y con la que ha tratado de reflejar «esos pequeños momentos que todos vivimos en el día a día». El italiano Simone Maestra, que al igual que de la Ossa ya había sido premiado anteriormente en el certamen, se llevó el Premio Especial Carballo y mostró su intención de volver a concursar en el futuro. El segundo galardón, que este año estrenaba el patrocinio de la Fundación Luis Calvo fue para el ourensano Alfonso Rego, que dejó ver su satisfacción por haber sido premiado tras varios años de intentos. Alfonso Rego, de A Coruña, completó el listado de premiados con un accésit: «Despois de ver as obras que hai aquí síntome moi honrado e orgulloso de ter este accésit porque o nivel é moi alto», dijo tras expresar su pésame por la muerte de Paco Souto.

Los cuatro premiados agradecieron la labor del Concello y el apoyo de la familia de Xosé Manuel Eirís, representada ayer por Feliciano, Pilar, Pablo y Jesús Eirís, además de por Luciano Calvo, que participó también en el acto como representante de la Fundación Luis Calvo Sanz.

La exposición

Sus obras ocupan un espacio preferente en una exposición que recoge una selección de más de 70 imágenes de fotógrafos de distintos puntos de la Península. Podrá ser visitada hasta el 30 de abril en la tercera planta del Pazo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Arte, galardones y pesar en los premios Xosé Manuel Eirís