«Es increíble el apoyo que recibimos»

Nacieron en Vigo y sin haber cumplido los 20 han disputado un mundial y un europeo


Carballo / La Voz

Llevan poco más de dos semanas concentradas con la selección española de balonmano júnior, que este fin de semana se juega el pase para el europeo de Eslovenia de finales de julio y principios de agosto. Pero antes deberán dar cuenta de Rumanía, Islandia y Lituania en una fase de clasificación que arranca hoy en Carballo y que se prolongará hasta el domingo.

En el combinado nacional hay dos jugadoras gallegas: Carmen Prelchi Gallego y Sandra López Iglesias. La primera juega de pivote y lleva ocho temporadas en el Seis do Nadal. La segunda lo hace de extremo en el Porriño desde hace tres campañas.

No han cumplido la veintena, pero llevan ya un mundial y un europeo a sus espaldas. Ahora les toca alcanzar otro hermoso reto. Están concentradas al máximo. La preparación lo es todo y nada queda al azar. Pero si Carmen y Sandra, como el resto del equipo, han quedado sorprendidas fue con el recibimiento que les tributaron en Carballo este miércoles, con un pabellón Vila de Noia a reventar para ver las evoluciones de un simple entrenamiento matinal: «Quedamos alucinadas. Pensabamos que virían algúns rapaces dos colexios a vernos, ou iso nos dixeron, pero cando vimos as gradas cheas de xente...», apuntó una todavía sorprendida Carmen Prelchi. De la misma opinión es Sandra López: «Es increíble el apoyo que recibimos», y matizó: «Carballo es más de balonmano masculino por el Xiria. Además no somos la selección absoluta, por eso nos sorprendió ver tanta gente, animándonos y celebrando cada gol que metíamos cuando se trataba solo de un entrenamiento».

Quedan apenas unas horas para que arranque la fase de clasificación y la concentración es máxima. Ayer, después de un entrenamiento de dos horas a puerta cerrada, tocaba ducha, recuperación y sesión de vídeo para analizar a su primer rival: Rumanía, un elenco que destaca por su veteranía y por tener unas jugadoras tremendamente altas. Pero las españolas, las guerreras, como les gustan que las llamen, no se amedrentan. Son conscientes de que están ante una ocasión única de hacer historia y no la van a desaprovechar. Carmen y Sandra dan con las claves del triunfo: «Ser fuertes en defensa, aprovechar los contragolpes y no dar un balón por perdido. Pelear y pelear», justifican casi al unísono Carmen y Sandra. A escasos metros de ellas, el seleccionador, Jorge Dueñas, que las observa de reojo mientras mira su teléfono móvil.

Sacrificio es otra de las palabras más empleadas por ambas jugadoras. Pero lo hacen desde el punto de vista positivo. El objetivo es claro: seguir haciendo historia. Han aparcado sus estudios durante dos semanas, que tendrán que retomar con más fuerza cuando concluya esta fase final de Carballo. Las comidas están adaptadas para completar con éxito dobles sesiones de entrenamiento y tres partidos que se prevén muy intensos. «Estar en la selección incluye renunciar a salir un viernes con los amigos o no poder ir de fiesta un fin de semana, pero lo haces por algo que te gusta», apuntó Sandra López. Prelchi es de la misma opinión: «Todas as que estamos aquí é porque queremos acadar algo. Todo o demais é secundario, aínda que é certo que unha parte da túa vida queda nun segundo plano. Pero isto é algo que escollemos de forma voluntaria». Ambas jugadoras tienen claro que llegar a la élite es muy complicado. Tremendamente complicado. Pero vivir del balonmano, mucho más.

En detalle. Carmen Prelchi Gallego. Nació en 1999 en Vigo. Cursa segundo de secundaria. Lleva ocho temporadas en el Seis do Nadal. Sandra López Iglesias. Nació en 1998 en Vigo. Cursa primero de Ingeniería en Telecomunicaciones. Lleva tres campañas en el Porriño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Es increíble el apoyo que recibimos»