Cómodo triunfo del Calvo ante un SAR que no fue rival

Marcos Rodríguez movió a toda la plantilla durante el encuentro


El líder Calvo Xiria no tuvo ningún tipo de problema para superar con claridad a un SAR de Redondela (33-16) en un encuentro de Primera División Nacional de balonmano. El entrenador local, Marcos Rodríguez, aprovechó el encuentro para dar minutos a todos los jugadores convocados, entre los que estaba el juvenil Andrés.

Calvo Xiria: Iago (Zúpez); Brais (1), Chimpo (3), Manu, Sergio (1), Jorge (8), Javier (2) -equipo inicial- Pablo (2, 1p), Álex Calvete (1) Andrés, Gabriel, Julián (4), Martín (8), Uxío (3, 1p) y Gonzalo.

SAR de Redondela: Colina (Miguel); Juan, Yeray (2), Diego (2), Antón (6, 2p), Carlos (3), Iván (1) -equipo inicial- Sete, Chao, Ferre (1), Pablo Orge, Sergio y Richar.

Árbitros: Samuel Menéndez y Jorge Muras, del Colegio Asturiano. Sin problemas en su labor.

Marcador cada cinco minutos: 2-2, 3-4, 5-4, 9-5, 12-6, 15-9 (descanso), 18-10, 23-11, 25-11, 28-14, 30-14 y 33-16 (final).

Incidencias: Una de las entradas más flojas de la temporada, con un centenar de espectadores en las gradas del pabellón municipal Vila de Noia.

El encuentro comenzó con un Calvo Xiria ejerciendo de líder y dos internadas de Jorge pusieron el 2-0 en el marcador. La situación se veía tan clara que dio lugar a una relajación de los carballeses, lo que aprovechó el equipo de Teodoro Rey para dar la vuelta al resultado y en el minuto 7 el electrónico reflejaba un 2-4. Pero fue solo un espejismo, puesto que el conjunto carballés comenzó a poner diferencias en el marcador y llegó el minuto 17 con un 8-4. Ahí, el SAR pidió un tiempo muerto para frenar la reacción local. En esos instantes se produjo el gol más bonito, con una vaselina de Jorge, que suponía el 12-6 a falta de seis minutos para el descanso (15-9).

En la segunda parte, las diferencias fueron haciendo mayores poco a poco. El Calvo Xiria ejercía como líder sólido y el SAR se perdía poco ante la fortaleza de su rival.

Chao se permitió la frivolidad de lanzar un penalti de rosca, que fue muy bien interpretado por Iago, que salvó con el pie. El marcador ya estaba muy claro con un resultado de 24 a 11. Entonces Marcos Rodríguez siguió moviendo el banquillo y dando minutos a todos los jugadores convocados para conseguir la victoria número 18 en los 20 partidos disputados hasta el momento en la competición nacional y superar la barrera de los 600 goles. Ya alcanzó los 611 después de los 33 marcados ayer. El Calvo Xiria visitará la próxima jornada al Luceros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cómodo triunfo del Calvo ante un SAR que no fue rival