Carballo cierra sus puertas al oso del Circo de Vienna

La compañía tendrá que prescindir de su nueva atracción a causa del acuerdo del pleno municipal


Durante cuatro días, desde hoy hasta el domingo, los vecinos de Carballo podrán disfrutar del proclamado como mayor espectáculo del mundo gracias al paso por la localidad del Circo de Vienna Roller, una compañía de evocaciones austríacas, pero elenco mayoritariamente italiano, que ya sabe lo que es actuar en la capital bergantiñana.

«Somos un circo tradicional, de equilibristas, malabaristas, acróbatas, payasos, magia...», enumeraba ayer una de sus responsables, Yolanda Narton, antes de explicar cómo se han visto frustrados sus planes de estrenar en Carballo su nueva atracción. El motivo: el acuerdo adoptado por el pleno de la corporación hace 4 meses por el que el municipio se declaraba «libre de circos con animais». Los primeros afectados por esta resolución han sido el Circo Vienna y el oso que acababa de incorporar para renovar su espectáculo.

«Nosotros no somos un circo de animales; el año pasado solo teníamos un número con perros, pero esta temporada queríamos sorprender al público así que contratamos a un especialista que tiene un oso y teníamos previsto estrenar el espectáculo en Carballo, pero no podrá ser». La noticia, cuenta Yolanda Narton, se la trasladó el martes un responsable de la Policía Local que se acercó hasta la carpa recién instalada en las inmediaciones del Pazo da Cultura para trasladarles el contenido del acuerdo plenario y sus consecuencias.

«Sabemos que la presión de los animalistas está provocando que algunos ayuntamientos adopten estas medidas, pero pensábamos que al tener todos los papeles en regla no habría problema. No ha sido así», relataba con resignación está integrante de una estirpe familiar circense que ve ahora amenazado el futuro de ese mundillo y es más partidaria del control de los animales, pero no de su prohibición. «Es algo que ya se está notando. Si antes los circos estaban al 100 % ahora están al 40 y la cosa va a ir a peor, porque hoy en día la gente tiene acceso a todo, pero hasta ahora si quería ver animales tenía que ir al zoo o al circo». Tras el veto en Carballo, los responsables del Circo de Vienna estudiarán la situación en los próximos municipios de su calendario (Santa Comba es el siguiente) para decidir si tratan de contar de nuevo con el oso o varían por completo sus planes iniciales. Aun así, los integrantes del Vienna no se rinden y aseguran que el público carballés podrá disfrutar de un gran espectáculo en el que junto a propuestas clásicas -payasos, funambulistas, etcétera- habrá conocidos personajes infantiles, como Micky Mouse.

Cuatro días y 6 funciones

La carpa levantada junto al Pazo da Cultura acogerá esta tarde (18 horas) la primera de las seis funciones previstas en Carballo. La sesión de mañana será también a las seis de la tarde, mientras que durante el fin de semana habrá doble función: a las 17 y las 19.15 el sábado, y a las 12 y las 17, el domingo. El precio de las entradas es de 5 euros para los niños y 10 para los adultos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Carballo cierra sus puertas al oso del Circo de Vienna