La Policía de Carballo controlará los autocares que utilizan mil niños

La campaña, en la que colabora con Tráfico, se llevará cabo esta semana

á palmou

La Policía Local de Carballo, en colaboración, como viene siendo habitual desde hace años con la Dirección General de Tráfico, iniciará una amplia campaña de control de autobuses que se dedican al transporte escolar. Esta iniciativa, que arrancará hoy, se prolongará hasta el viernes (día 2). En ella participan más agentes de los que vienen siendo habitual, según confirmó el jefe de la Policía Local, Roberto Mosquera. En este operativo participarán «máis de quince axentes» frente a la decena que solían realizar estas labores de control.

Los agentes efectuarán una revisión a fondo de los vehículos, comprobando su antigüedad, ventanas, asientos, tacógrafos, cinturones, placas de transporte escolar, puertas y otros elementos adicionales, y no por ello menos importantes como extintores, botiquín de primeros auxilios y martillos, así como la revisión de la documentación del vehículo y del conductor.

Durante esta campaña de vigilancia serán revisados un total de 26 autocares, que cada día trasladan a 1.033 alumnos, repartidos entre los centros educativos Fogar, Bergantiños, Alfredo Brañas, Parga Pondal y Monte Neme. Roberto Mosquera ha querido lanzar un mensaje tranquilizador a los padres y tutores legales de los usuarios del transporte escolar: «Podemos asegurar, porque os informes e os datos estatísticos así o reflicten, que os autobuses de Carballo son seguros. Cumpren coas medidas de seguridade que esixe a normativa. De feito, nos tres últimos anos, non se detectou ningunha anomalía importante que destacar nestas revisións». De forma paralela, esta campaña tiene objetivo concienciar a los padres y a los alumnos de la necesidad de cumplir una serie de normas básicas a la hora de viajar en autobús: «A seguridade é a máxima prioridade e as cifras de siniestralidade anuais indican que é un medio de transporte seguro. Pero non hai que esquecer que o noventa por cento dos accidentes prodúcense durante o traslado de estudantes. Prodúcense no momento de baixar ou de subir». Y añadió: «En moitos casos trátanse de atropelos causados por unha distracción, ben do menor, ben do condutor, ben dos pais e aí si que temos que facer incidencia».

De forma paralela a esta campaña, Mosquera recalcó que el Concello de Carballo, dentro de su plan de movilidad, implantará la velocidad máxima de 20 kilómetros por hora en todas las calles adyacentes a los centros escolares. «Cremos que é unha boa idea porque garantimos dalgunha forma a seguridade nos accesos aos centros de ensino». El jefe de policía recordó también que todos los días varios agentes efectúan labores de control y vigilancia a la hora de entrada y de salida de colegios e institutos.

Detección de drogas

Además la Policía Local empezará a partir de enero con las prueba de detección de droga. Varios agentes ya completaron en Arteixo los cursos avalados por la Xunta para poder llevar a cabo estos test. El Concello de Carballo ultima la compra del equipo necesario para llevar a cabo estas pruebas, que servirán de complemento a los test de alcoholemia que los agentes vienen realizando desde el año 1987.

El Concello rebajará a 20 kilómetros la velocidad máxima en los alrededores de los centros

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Policía de Carballo controlará los autocares que utilizan mil niños