Carballo / La Voz

Con el «black friday» dando aún sus últimos coletazos y la Navidad a la vuelta dispuesta a poner la puntilla a los bolsillos del consumidor, los representantes del sector de las celebraciones se han dado cita este fin de semana en Carballo para reivindicarse, mostrar una oferta de productos cada vez más diversa y comenzar a preparar la próxima temporada de bodas, comuniones y demás saraos.

Las estadísticas muestran que tras el acusado descenso del número de enlaces registrado en los últimos 40 años en la comarca (un 70% menos) la cifra se ha estabilizado en torno a los 300 matrimonios al año (muy lejos de los más de 1.000 registrados en 1975), así que lo que toca es ampliar el abanico de potenciales clientes. No es de extrañar por eso que la Expo Voda carballesa añada a su denominación como «salón de vodas» el apellido «comuñóns e outras celebracións».

Con esa fórmula se promocionaban ayer algunos de los expositores que han tomado la planta superior del Mercado municipal. «Nosotros acudimos a bodas, pero también a cualquier otro tipo de evento al que nos llamen», explicaba Rubén Barral, un coruñés especializado en las delicatesen italianas que ha llevado al estand de la carnicería carballesa Daniel una espectacular máquina de cortar embutido y carnes fabricada en 1928 y al alcance de quien quiera sorprender a los invitados de cualquier convite. La diferenciación es una de las claves de un sector en el que el cuidado de los detalles juega un papel clave también, ya sea en el campo de la fotografía, la decoración, los viajes y, por supuesto, la moda. También están presentes en Expo Voda servicios cada vez más demandados en todo tipo de celebraciones, como los que ofrecen las empresas de animación infantil o los de alquiler de carpas y aseos químicos de última generación..

Solo faltó ayer en el Mercado carballés algo más de público, puesto que el salón arrancó con muy pocos visitantes y hubo que esperar al desfile de la tarde para que el recinto mostrase su mejor aspecto. Eso sí, los expositores reconocían el acierto del trasladar desde el Fórum, sede de las tres primeras ediciones, al nuevo emplazamiento. «Hai pouca xente, pero o sitio está moi ben», apuntó Flora Couselo, de Javier Alfonso Moda, sumándose también a una idea expresada en otros estands como Bodorrio o en los de Marcos Rodríguez y Visualk: que el «black friday» y las campañas de las grandes superficies comerciales habían restado afluencia al salón carballés.

Mari Carmen Freire, gerente del Centro Comercial Aberto de Carballo y responsable de la organización, apuntó que el tibio arranque de la mañana del sábado era previsible y expresó su confianza en que la jornada de hoy, con menos competencia comercial y el tirón añadido de la feria dominical carballesa, sirvan para cerrar con esta cuarta edición del salón. Volverá a abrir sus puertas de 11 a 20 horas y a las 18 se celebrará el desfile.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El sector de las celebraciones se reivindica desde Expo Voda