Cáritas aporta alimentos cada mes a 250 familias en Carballo

Santiago Garrido Rial
s. g. rial CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO MUNICIPIO

José Manuel Casal

Comenzó la campaña navideña, que incrementará las aportaciones hasta los cuatro centenares

17 nov 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Cáritas Interparroquial de Bergantiños, con sede en Carballo y a la que pertenecen además parroquias de Coristanco y A Laracha, dona cada mes 250 paquetes de comida a familias necesitadas. La inmensa mayoría, en la capital bergantiñana. La cifra se mantiene aproximadamente como en años anteriores. Y es inferior a la que se prevé repartir en la campaña navideña que comenzó justo ayer, con la apertura de la tradicional carpa. En este caso, Cáritas prevé repartir unos 400 paquetes entre otras tantas familias.

Como siempre, el contenido de los paquetes atesora los alimentos básicos y necesarios: legumbres, leche, pasta, aceite, tomates... El grueso procede del banco de alimentos de A Coruña. Más o menos, el 90 % de los (aproximadamente) 70.000 kilos que recibe cada año Cáritas en su almacén de Carballo. El otro 10 % corresponde a las donaciones particulares, que siempre se incrementan por esta época. Azúcar, cacao y turrones son algunos de los principales alimentos que se aportan.

La labor altruista que se lleva a cabo en la parroquia salió ayer a relucir en un acto en el salón parroquial que en realidad fue la suma de varios, y en el que participaron Anuncio Mouriño, director de Cáritas Diocesana; Francisco Suárez Calvo, de Cáritas Interparroquial, y Dolores Calvo, de Cáritas de Carballo. También Fina Rey, quien presentó un amplio informe sobre otro de los aspectos claves de solidaridad: la vivienda (temporal) para quien no la tiene, a través de las variadas opciones que se ofrecen en la parroquia. Una de ellas, y de las más necesarias, es el albergue San Xoán, inaugurado en noviembre del 2012, que acoge a personas sin techo, familias con necesidad sobrevenida o en situación de riesgo, que pueden además alimentarse día a día o aprovechar el servicio de ropero. En lo que va de año, han pernoctado 136 personas, ocupando cama un total de 370 noches. Desde la inauguración, han sido 443 las personas que pasaron por estas instalaciones.