La siniestralidad de la DP-1914 preocupa a los conductores

Los accidentes se suceden en la vía entre Carballo y Portomouro


El accidente ocurrido en la noche del sábado en la DP-1914 a la altura de la capilla de Vivente, en la parroquia carballesa de Ardaña, ha vuelto a poner sobre la mesa el evidente problema de siniestralidad de la vía que une Carballo y Santiago. El tramo entre A Milagrosa y Ardaña, aunque no llega a los niveles de siniestros de la zona de Entrecruces, genera bastante preocupación entre los usuarios de la vía.

En las últimas semanas se han acometido obras de asfaltado en largos tramos de la carretera, desde la capital de Bergantiños hasta el final de la recta de Rus. Algunas zonas siguen sin pintar, debido a que lo han impedido las lluvias de los últimos días. Esta pudo ser una de las causas de la aparatosa salida de vía de anteayer, que por no tuvo graves consecuencias personales. Sin embargo, y pese a las señales de precaución y advertencia instaladas en ambos sentidos, algunos conductores denuncian que algunos vehículos a gran velocidad realizan peligrosas maniobras y adelantamientos mismo en línea continua.

Dos muertos este año

Entre la salida de Carballo y A Ponte Rosende, tuvieron lugar en febrero y julio de este año dos accidentes mortales, que se cobraron sendas víctimas. Ambos eran jóvenes, vecinos del municipio y superaban por unos meses los 18 años.

Junto a este tramo negro de la red de carreteras de la Costa da Morte hay otra serie de puntos negros para la seguridad vial, que han ido evolucionando de manera dispar en los últimos tiempo. Uno de los más significativos es el de O Carrizal (Coristanco), entre los kilómetro 39,5 y 43 de la comarcal AC-552, en el que se han registrado una decena de accidentes mortales en poco más de tres lustros. Una triste realidad que, habrá que ver como evoluciona, pero por el momento parece haberse beneficiado también de la apertura de la nueva autovía, ya que el descenso del volumen de circulación debería llevar aparejada una reducción de la siniestralidad.

Por contra, otros, como el cruce de Baíñas, en el que no ha habido accidentes graves recientemente, siguen acumulando quejas por la deficiente señalización, en concreto ahora la de las marcas viales que hacen la zona peligrosa para los peatones. De ahí que partidos como TeGa hayan reclamado al Concello y la Xunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La siniestralidad de la DP-1914 preocupa a los conductores