El cajón de sastre de la Policía Local

Cientos de objetos extraviados desde hace años se acumulan en las oficinas de la Jefatura carballesa


Carballo / La Voz

Llaveros, llaves, colgantes, pulseras, gafas, carteras, monederos, documentación, tarjetas bancarias, móviles de última generación mezclados con los míticos Nokia o Alcaltel... Todos estos objetos, y más, se acumulan en la oficina de la Policía Local de Carballo desde hace varios años. Son artículos que, en su mayoría, fueron recuperados por viandantes y que, posteriormente, fueron entregados a los agentes para ser devueltos a sus legítimos dueños.

«A xente, polo xeral, é moi solidaria», explicó el jefe de la Policía Local, Roberto Mosquera. Recordó el caso de una joven quien recientemente recuperó un iPhone 6 adquirido en Londres y que se le había extraviado en Carballo. «Non foi fácil dar coa súa propietaria», recordó el responsable del departamento. Y argumentó: «Houbo que facer moitas chamadas e indagacións para dar coa dona do teléfono dadas as peculiaridades de Apple coa seguridade dos seus dispositivos, pero logramos dar con ela e xa llo entregamos».

En lo que a dinero se refiere Roberto Mosquera relató dos casos: «Lembro dunha persoa que chegou á Xefatura con máis de mil euros na man. Dixo que os atopara nun caixeiro dun banco. Posteriormente, dende a entidade financeira chamáronnos por se sabíamos algo deste caso. Coincidía o importe do banco co que tiñamos nós aquí e o devolvemos ao seu lexítimo dono menos o 10 % para o que atopou o diñeiro porque así o regula o Código Civil».

El otro caso, más reciente, es el del dueño de un taller de Carballo que había acudido a una marcha solidaria en favor de José Mato y portaba casi 900 euros en metálico, guardados dentro de un sobre, para entregar a un cliente. En un descuido, el hombre perdió el dinero. Sin embargo, otra persona, que también había acudido a esta misma manifestación encontró el sobre y «sen abrilo» lo entregó en la Jefatura. Desde allí, los agentes lograron dar con el propietario para hacerle entrega del dinero, menos el preceptivo 10 %, que fue a parar a la persona que había encontrado el sobre tirado en la calle».

Mosquera advirtió de que hay que tener cuidado con los smartphones que se encuentren en la calle. «Hai que entregalos na Policía ou na Garda Civil. Pode ocorrer que o dono denunciara o seu roubo ou desaparición. Estes móbiles teñen GPS e poden ser localizados. Se non se entregan ás autoridades e logramos coller á persoa a través do teléfono pódese ver metida nun problema. O mellor, entregalo para a dalo ó seu lexítimo dono. Se en dous anos non aparece, chamamos a quen o encontrou e entrégaselle».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El cajón de sastre de la Policía Local