Tú a Estados Unidos y yo a Canadá

Dos carballesas del Parga Pondal estudiarán bachillerato en América del Norte

Noa Rodríguez y Cristina Rivera son amigas y compañeras de clase en el Parga Pondal.
Noa Rodríguez y Cristina Rivera son amigas y compañeras de clase en el Parga Pondal.

Carballo / La Voz

Cristina Rivera y Noa Rodríguez, son amigas desde que iban al colegio Bergantiños. Ahora no solo comparten clase en el instituto Isidro Parga Pondal, sino que tienen un expediente académico prácticamente idéntico. Comparten una nota media general de 9,16 y en inglés las dos tienen un 9. Sin embargo, a la hora de elegir destino para estudiar primero de bachillerato cada una eligió un lado de una de las fronteras que más aparecen en las películas y las series de televisión.

Cristina y Noa son dos de los 80 estudiantes gallegos que consiguieron las becas de la Fundación Amancio Ortega para estudiar en América del Norte. Cristina eligió Estados Unidos y Noa se decantó por Canadá. Para ambas, la aventura comenzó un domingo del último octubre, cuando Isabel, la madre de Cristina, leyó en La Voz de Galicia la convocatoria.

Las ayudas, que cubren la inmensa mayoría de los gastos, son 500 para alumnos de toda España y se presentaron 7.700 solicitudes. Además de ellas, 900 residentes en Galicia tramitaron la petición. A pesar de eso, a ninguna de las dos les parecieron difíciles las pruebas a las que fueron sometidas, para conocer su nivel real de inglés y sobre todo para ver su capacidad para desenvolverse en un país extranjero y por sí mismas. El contacto con los amigos y la familia será mínimo durante el curso. Solo se permite una llamada cada dos semanas, porque la intención es que los alumnos se integren completamente.

Durante el curso Cristina pretende «cambiar un montón, coñecer xente, ser máis aberta e ver cousas máis alá de Carballo». Para Noa también será determinante la estancia: «É unha experiencia que me vai axudar a mellorar como persoa, a ser máis independente e madura».

A principios de abril, las dos participaron en unas jornadas de preparación en Santiago. Era la primera vez que se veían los 80, pero ya se conocían, porque solo dos días después de que salieran las listas de los beneficiarios ya tenían un grupo de wasap gallego y otros dos a nivel nacional, uno para los que eligieron Canadá y otro para los que optaron por los Estados Unidos.

A Cristina no le costó decidirse: «Era o máis típico, o que ves en tódalas pelis, o que máis coñeces». Tampoco Noa tuvo dudas. Recurrió asimismo al cine para hacerse a una idea y le gustó «a cultura e a paisaxe».

Tema libre

Después de la prueba escrita, en noviembre, en la que eligieron a 1 de cada tres candidatos, hubo otra eliminación vía Skype. Tenía que realizar una presentación en inglés sobre un tema libre y ambas hablaron sobre lo que conocen bien. Cristina disertó sobre el San Xoán en Galicia y Noa, sobre la Costa da Morte.

Las dos se enfrentan ahora a los últimos dos meses de cuarto de la ESO, en la rama de ciencias. Ambas se quejan de que el sistema las obliga a elegir demasiado pronto, por lo que, sobre todo Cristina, agradecen ese año que pasarán en el extranjero y que les permitirá pensar mejor qué quieren hacer en el futuro.

Tanto en Estados Unidos como en Canadá no hay distintos tipos de bachillerato, sino la posibilidad de personalizar el curso con asignaturas optativas. Algunas incluso son de solo unos meses, por lo que se pueden elegir varias.

Las dos están entusiasmadas con el viaje y la estancia, saben que es algo que recordarán durante toda su vida, pero ambas coinciden en que de allí se traerán muchas cosas y no todas inmateriales. Ya Noa tiene muy claro que es posible que las maletas no les lleguen para traer tantas cosas. De momento tienen hasta agosto para hacer el equipaje.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
3 votos
Comentarios

Tú a Estados Unidos y yo a Canadá