Fitosanitarios para la primavera


La asociación Monte d?Arxa de la parroquia malpicana de Cerqueda comenzará el día 25 de abril un curso para obtener el carné de manipulador de productos fitosanitarios. El asunto no tendría más importancia si no fuera porque lo imparte Asaja Galicia, que tiene comprometidos ciclos de formación hasta mayo solo en Carballo. En el caso de Cerqueda, serán 32 los alumnos y en los demás no bajará de 25.

La primavera se presenta floreciente en cuanto a los carnés fitosanitarios. Teniendo en cuenta los que no aprobarán, que serán pocos, en apenas 30 días y solo Asaja Galicia habrá facilitado autorizaciones a un centenar de personas.

La intención de la Unión Europea y de la Xunta de Galicia de que los agricultores utilicen productos menos nocivos para el medio ambiente se esfuma a pasos agigantados, porque mientras los técnicos de Medio Rural dan una charla sobre las bondades de la agricultura ecológica, sindicatos, asociaciones, empresas y la propia Administración imparten cinco cursos, en su mayor parte a jubilados.

Nada habría que objetar si no fuera porque toda esa marea de personas con carné para aplicar tratamientos deben seguir unas normas nada sencillas y no parece muy fácil que la Xunta controle si llevan al día el libro de la explotación, si devuelven el envase al gestor autorizado o si llevan a inspección la sulfatadora. De hecho, buena parte de los que acuden a las charlas de los técnicos de la Xunta, en la que se les informa de sus obligaciones al comprar con carné, decide desistir de utilizarlo. Pueden estar tranquilos, es muy poco probable que Medio Rural tenga tiempo suficiente para realizar un seguimiento a cada uno de los agricultores que compran productos fitosanitarios con carné, que en la Costa da Morte son miles, si se cuentan también los que fueron a sacarse el título a León.

Los sindicatos y las casas comerciales abogan por que se entreguen los carnés a las personas que realizaron el curso con la empresa leonesa en El Bierzo, al margen de si se cumplió con la legalidad, porque ya se ha comprobado que muchos de los que se prepararon a través de Internet ni siquiera tienen ordenador. Medio Rural está a la espera de lo que diga la Guardia Civil. Solo los técnicos de la Xunta reclaman, en las charlas que se han impartido en la Costa da Morte, que se tenga en cuenta tanto la letra como el espíritu de la ley, que pretende promover una agricultura más respetuosa con el medio ambiente. Ahora, los conocimientos de los cursos dependen de la calidad del profesor, que también es el que examina. En general, los alumnos no aprenden mucho más de lo que ya sabían, aunque a algunos les ha costado hasta 135 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Fitosanitarios para la primavera