Los transeúntes que pernoctan en Carballo aumentan por la crisis

En lo que va de año pasaron casi 150 personas por las instalaciones parroquiales


Carballo / La Voz

Cuando la parroquia de Carballo inauguró el albergue de transeúntes, hace tres años y un mes, el alcalde, Evencio Ferrero, deseó que tuviese poco uso. Eso significaría pocas necesidades. Pero una cosa son los deseos y otra la realidad. Desde entonces, los usuarios han ido a más sin descanso. En lo poco que quedaba del 2012 desde que se abrió, hicieron noche 12 personas, con 30 pernoctaciones. Al año siguiente fueron 40, con 105 estancias. En el 2014, las visitas se doblaron, con 109 transeúntes y 341 pernoctaciones.

En este 2015 que está a punto de terminar, el incremento estará cerca del 50 %. Ayer a mediodía ya estaban registradas 146 personas, incluidas las tres que llegaron la noche anterior. Puede que a lo largo de la tarde apareciesen más usuarios. En total, sumaron cerca de 500 pernoctas.

Es obvio que la mala (a menudo, terrible) situación económica de los usuarios, además de los problemas personales y sociales, con historial de adicciones o de familias desestructuradas, son el principal motivo de llegada a Carballo. Pero también influye, como señalan en la parroquia, el boca a boca en un colectivo que se nutre de información útil y al que ha llegado que las instalaciones de la parroquia son excelentes, igual que el servicio y el trato. Hay límites, claro: tres noches como máximo y un mínimo de tres meses hasta que puedan volver a ser aceptados. Y justificar la situación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los transeúntes que pernoctan en Carballo aumentan por la crisis