La Praza dos Libros de Carballo cerró con descenso de ventas

La lluvia matinal de ayer frustró las expectativas de los libreros de aprovechar el tirón del domingo de feria

<span lang= es-es >Vermú musical</span>. Los organizadores reservaron para la mañana del domingo una de las novedades de esta edición, una sesión vermú -con degustación incluida- amenizada por Chicharrón.
Vermú musical. Los organizadores reservaron para la mañana del domingo una de las novedades de esta edición, una sesión vermú -con degustación incluida- amenizada por Chicharrón.

Carballo / La Voz

Los peores augurios meteorológicos se cumplieron ayer para la Praza dos Libros de Carballo, que había fiado buena parte de sus expectativas de éxito al tirón de la feria dominical, pero que vio como los puestos ambulantes llegaban acompañados por una persistente lluvia. El agua pudo así más que los tradicionales moletes de pan carballés con los que los libreros agasajan a quienes compran algún ejemplar en la jornada final, de tal forma que la cifra final de ventas descendió con respecto al año pasado.

«Seguramente foi a feira más frouxa dos últimos anos», reconocía el librero y autor fisterrán afincado en Arteixo Modesto Fraga desde la caseta de Á lus do candil poco antes de presentar un título propio, Atlántica luz, y a falta solo de un par de horas para la clausura oficial de la feria. Similar balance fue el que formuló Moncho Tasende, de Brañas, desde otra de las casetas colocadas en el jardín municipal carballés. Aun así, este veterano librero reiteró la necesidad de promocionar este tipo de citas en las que los bestsellers -La chica del tren también rodó a buen ritmo por Carballo- ven como las obras de los autores de la comarca les roban parte del favor del público con sus novedades: Xeixos de Suso Lista -cuyo primer libro de relatos, Salseiros también sigue sumando lectores- O soño de Xoán, de Farruco Graña, fueron dos de las obras más demandadas junto con el nuevo poemario de Manuel Rivas, A boca da terra.

Mención aparte merecieron un año más los títulos para el público infantil y juvenil, segmento en el que la pugna estuvo entre personajes ya muy conocidos entre los más pequeños -como Gerónimo Stilton- y las obras con acompañamiento musical que fueron promocionadas por sus propios autores durante los cuatro días que duró la Praza: Brinca vai!, de Paco Nogueiras; A Gramola Gominola del grupo homónimo y Un conto ao revés, con el que Chuches Amil volvió a congregar ayer a numerosas familias en la carpa instalada en un extremo de la fila de casetas y por la que en está jornada final pasaron también Anxo Moure y el colectivo Poetarras, últimos protagonistas del programa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Praza dos Libros de Carballo cerró con descenso de ventas