El TSXG reconoce como personal laboral fijo las cinco trabajadoras de la escuela infantil de Camariñas

Santiago Garrido Rial
s. g. rial CARBALLO / LA VOZ

CAMARIÑAS

La escuela infantil municipal de Camariñas se inauguró en el año 2006. Era alcalde el fallecido Bautista Santos
La escuela infantil municipal de Camariñas se inauguró en el año 2006. Era alcalde el fallecido Bautista Santos XESUS BUA.

El Tribunal echa abajo una sentencia anterior que les negaba esa condición

03 mar 2024 . Actualizado a las 23:34 h.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Xustiza (TSXG) de Galicia ha sentenciado que cinco trabajadoras de la escuela infantil municipal de Camariñas han de ser consideradas fijas en su relación laboral con el Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar, del que dependen, y además con la antigüedad total, desde que comenzaron a trabajar. Primero lo hicieron con una empresa, Reacteda; después, con el Concello de Camariñas, y desde el 2009, en el Consorcio. Este, a su vez, integró a su personal, desde el 1 de enero del 2017, en el convenio colectivo único del personal laboral de la Xunta. Las trabajadoras solicitaron ante la Administración autonómica el reconocimiento extraordinario del grado uno del sistema de carrera profesional, que fue denegado «por no tener la condición de personal laboral fijo de esta Administración».

Esa decisión fue recurrida a ante el Juzgado de lo Social número 5 de A Coruña, que falló en contra de las trabajadoras, manteniendo todo como estaba. Y acudieron a la siguiente instancia, el TSXG, que sí les ha dado la razón, revocando la sentencia anterior, y dejando claro que «la relación laboral de las recurrentes es fija». De hecho, lo que se les aplicaba era unan curiosa figura, la de personal indefinido no fijo. Pero los magistrados entienden que en esta caso no tiene sentido. Sí tal vez lo tendría en otros supuestos, aquellos a los que se llegó por una infracción de normas o por «interminables» interinidades por vacantes, como ha señalado la jurisprudencia, pero en el de Camariñas nada tiene que ver, al quedar claro que la situación de indefinidas que ya tenían equivale plenamente a la fijeza declarada. Para que la sentencia sea firme habrá que esperar a ver si hay recurso, si se admite (de haberlo), y en tal caso, su resolución.

Las trabajadoras que han recurrido a los tribunales son cinco: una maestra, tres educadoras infantiles y una de personal de servicios generales. Sus antigüedades varían entre julio del 2006 y mayo del 2008. Hay más trabajadoras, pero se incorporaron en fechas posteriores. La subrogación realizada en el 2009 con el Concello de Camariñas fue en la época en la que estos centros formaban parte de las llamadas galescolas.