Camariñas, a caballo entre una tranquila ría y la bravura del mar

Marta López CARBALLO / LA VOZ

CAMARIÑAS

ANA GARCÍA

ESPECIAL TURISMO EN LA COSTA DA MORTE | A los paisajes vírgenes se suman visitas obligadas al legado cultural de Man, al primer faro electrificado de España o al lecho de 172 marineros ingleses muertos en un naufragio.

30 jun 2021 . Actualizado a las 23:38 h.

Entre las tranquilas aguas de una ría sembrada de playas paradisíacas y la bravura de un océano que esculpe con fuerza el paisaje y genera una costa agreste y vertiginosa. Ahí está Camariñas.

Camariñas y el mar forman un paquete indivisible. La devoción por la Virgen del Carmen, patrona de los marineros, hace que los festejos que se celebran allí en su honor sean de los más importantes de todo el litoral gallego, con una espectacular procesión marítima y demostraciones de la ancestral Danza de Arcos. Escenario de cientos de tragedias marítimas a lo largo de los años, la costa camariñana es uno de los puntos de mayor siniestralidad de la Costa da Morte. El Cemiterio dos Ingleses atestigua este triste hecho y acoge cada año un sentido homenaje que se extiende no solo a los marineros británicos allí enterrados, sino a todos aquellos que perdieron la vida en la mar.

Ana Garcia

El dolmen de Reira, las ruinas del Castillo del Soberano, el puente de A Ponte do Porto, los pazos señoriales de los Mouzo y de Paxariña, la iglesia de Xaviña, la ermita de la Virxe do Monte... Son innumerables los puntos de interés que uno puede descubrir en su visita a este territorio, encuadrado en la comarca de Soneira.