Un policía tiene que ayudar a bajar del coche a un conductor que arrojó 1,17 en alcohol

Sucedió sobre las siete y media de la tarde del miércoles en Camariñas

Imagen de archivo de un control de alcohol
Imagen de archivo de un control de alcohol

Carballo / La Voz

Un agente de la Policía Local de Camariñas tuvo que ayudar a bajar del coche a un conductor que iba completamente ebrio. O eso es lo que indica el test al que fue sometido una hora después de ser interceptado: 1,17 y 1,08 miligramos por litro de aire espirado, casi seis veces más de lo máximo permitido.

Los hechos sucedieron sobre las siete y media de la tarde de este miércoles en la avenida de A Coruña de Camariñas. El uniformado realizaba labores de vigilancia cuando se le acercó un conductor, quien le explicó que había sufrido un leve percance contra otro turismo, que había proseguido la marcha. Fue un leve rascazo en el que la mayor parte de los daños se lo llevaron los retrovisores.

Con los datos facilitados, el agente empezó la búsqueda por el casco urbano. No tardó mucho en dar con el otro vehículo: un Audi A6. El policía le dio el alto al único ocupante y le explicó lo que le había dicho el otro implicado en el percance, pero el hombre le respondió al uniformado que no había sido consciente en ningún momento del roce. El policía sospechó que se encontraba bajo los efectos del alcohol, por lo que le instó a bajar del coche. Eso sí, el conductor precisó de ayuda porque casi se cae al suelo tan pronto abrió la puerta. Por todos estos hechos, el agente le abrió diligencias penales por conducir bajo los efectos del alcohol y por imprudencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Un policía tiene que ayudar a bajar del coche a un conductor que arrojó 1,17 en alcohol