Detectados y denunciados siete puntos de venta de droga en Camariñas

Guardia Civil y Concello preparan por vía de urgencia una Xunta Local de Seguridade


Carballo / La Voz

El grave problema del consumo y venta de estupefacientes entre personas cada vez más jóvenes persiste en el conjunto de la Costa da Morte. Pero Camariñas es, probablemente, uno de los focos de mayor relevancia y trascendencia de toda la comarca. La proliferación de pintadas realizadas en los últimos años -las últimas efectuadas entre diciembre y lo que va de enero- evidencian que el conflicto por la transacción de estupefacientes persiste en el término municipal. Hasta tal punto que vecinos, testigos y residentes tienen localizados e, incluso, denunciados, hasta siete puntos de venta en todo el municipio. Las últimas pintadas fueron realizadas en un contenedor ubicado en la rúa Ramón Noguera y en la fachada de un supermercado, situado a escasos 20 metros del cuartel de la Guardia Civil.

Según los datos aportados por personas conocedoras de los hechos, se trataría de un bar de Camariñas, un grupo con vínculos familiares integrado por al menos cuatro personas, y otros tres vendedores a título individual. En A Ponte do Porto se localizarían otros dos puntos de comercialización, que estarían en manos de sendas mujeres.

Es más, para evitar un conflicto de intereses, los supuestos identificados por estos hechos se repartirían el mercado local a pequeña escala de hachís, la cocaína «y lo más grave, la heroína», señaló un testigo residente en el casco urbano camariñán quien, desde el anonimato, argumentó la gravedad del problema: «Aquí, en Camariñas, hay un chico de unos 28-29 años de edad que se había desenganchado de la heroína hace unos cuatro años y, por desgracia, ha vuelto a recaer».

Afectados directos e indirectos por esta lacra han alertado, incluso, del presunto uso de menores para los trapicheos de estupefacientes: «Son una quincena. Los utilizan para la venta de droga aprovechando que el Código Penal es muy poco lesivo con los menores», apuntó un residente en las proximidades de uno de los puntos de venta identificados.

Esta versión es corroborada por otro testigo: «No es de ahora. Desde hace tiempo se ven actitudes sospechosas de menores con este tema en Camariñas».

Por su parte, la alcaldesa de Camariñas, Sandra Insua, reconoció ayer la gravedad del problema: «Houbo un veciño que presentou unha queixa ao respecto no Concello e dende a Garda Civil de Camariñas se solicitou á Subdelegación do Goberno, por vía de urxencia, a celebración dunha nova Xunta Local de Seguridade para abordar o problema e reclamar máis medios».

El futuro del cuartel

El debate sobre la falta de medios, o no, surge en un momento en el que se debate el posible cierre del puesto camariñán y el traslado de los ocho agentes para el cuartel de Vimianzo.

Cabe recordar que en noviembre del 2019 se prolongó el contrato de arrendamiento del local en el que se ubica el puesto de la Guardia Civil de Camariñas, cuyo alquiler concluirá a finales del 2020.

También hay que recordar que en abril, en concreto el día 2, se cumplirán tres años de la disolución de la Asociación Antidroga Abondou, entidad que, durante más de veinte años realizó «un gran labor tanto na prevención como no coidado de persoas dependentes», tal y como recordó ayer Olga Campos Sánchez, última presidenta del colectivo antidroga de Camariñas, quien tuvo palabras de agradecimiento y de reconocimiento para Ricardo Mas Farto, el principal impulsor de Abondou.

El dato

10

Personas

Han sido identificadas por vecinos, testigos y afectados en relación con estos siete puntos de venta identificados y localizados en Camariñas (5) y A Ponte do Porto (2) en los últimos meses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Detectados y denunciados siete puntos de venta de droga en Camariñas