S. G.
carballo / la voz

Los bomberos tuvieron que emplearse a fondo para sofocar las llamas que devoraron por completo las instalaciones de la empresa Insmontel Cutrín, situada en el lugar de A Piosa, en la parroquia camariñana de Xaviña. Los equipos de extinción emplearon unas seis horas en controlar y dar por apagado el incendio.

El fuego arrancó sobre las diez y media de la mañana de ayer. Una alerta al 112 activaba el protocolo de emergencias. Los primeros en llegar fueron los agentes de la Policía Local y de la agrupación de voluntarios de Protección Civil de Camariñas. Intentaron sofocar las llamas como pudieron, pero estas empezaron a ser de tal virulencia que poco pudieron hacer. Para aquel entonces ya se le había dado traslado a los bomberos del parque de Cee. Los equipos de extinción se afanaron en sofocar un fuego que iba cada vez a más. En el interior de la nave, la llamarada se llevaba por delante todo lo que encontraban a su paso: material eléctrico y cuatro coches, entre ellos dos BMW eléctricos prácticamente nuevos. Solo pudieron salvar dos vehículos. Todo lo demás fue pasto del incendio.

La violencia de las flamas era de tal calibre que los bomberos de Cee tuvieron que solicitar ayuda a sus compañeros de Santa Comba. Hubo hasta seis camiones para combatir el fuego. También se solicitó la colaboración de los voluntarios de Protección Civil de Muxía para dar cobertura a los bomberos.

Mientras, agentes de Tráfico de la Guardia Civil de puesto de Corcubión y del puesto de Vimianzo cortaron la circulación y desviaron a los vehículos por Tasaraño, tanto los que iban en dirección a Camariñas como los que lo hacían en dirección a A Ponte do Porto, También estuvo la alcaldesa de Camariñas, Sandra Insua, quien permaneció en el lugar varias horas.

Sin embargo, y pese a los esfuerzos, el fuego continuaba arrasando las instalaciones de Insmontel Cutrín. La preocupación para aquel entonces eran las casas anexas a la nave. Una de ellas, literalmente pegada a la nave y propiedad del titular de la empresa, Roberto Martínez. Por suerte, y pese a la voracidad de las llamas, ninguna de las dos viviendas próximas resultó dañada.

Muros caídos

No así la nave- que tiene dos accesos- que resultó literalmente calcinada. Incluso los muros exteriores del inmueble se vinieron abajo por culpa de las elevadas temperaturas registradas en el interior. Es más, según apuntaron en el 112, uno de los participantes en la tareas de extinción tuvo que ser atendido en el lugar de los hechos por los profesionales sanitarios por un supuesto golpe de calor sufrido, aunque en principio no fue nada grave.

Posible corto circuito

Una vez concluidas la tareas, sobre las cuatro de la tarde, comenzó la complicada tarea de revisar los daños, cuantificar las pérdidas y determinar las causas que provocaron el incendio, aunque todo apunta, según las primeras hipótesis, de trabajo a que el fuego se originó debido a un cortocircuito. Por su parte, Roberto Martínez declinó hacer declaraciones sobre lo ocurrido.

Roberto Martínez, un empresario muy conocido y vinculado a los eólicos

La nave que resultó calcinada es propiedad de Roberto Martínez, un empresario camariñán vinculado al mundo de los eólicos. De hecho, según algunos vecinos, en el momento de producirse el siniestro se encontraba fuera de Galicia por motivos laborales.

Se trata de un empresario muy conocido en Soneira. Fue uno de los primeros en instalarse en el polígono industrial de Vimianzo, allá por el año 2014. El proyecto inicial fue una nave dedicada a las instalaciones y montajes eléctricos.

Aunque no se llevó cabo la idea se promovió en el polígono vimiancés un amplio complejo deportivo, que incluye cuatro pistas de pádel, cafetería y otras instalaciones deportivas. Uno de sus hermanos dirige el cámping de Leis, en Muxía.

Un pilar caído

El fuego y el agua tienen un poder destructor infinito. Un descuido puede dejar la empresa más boyante en cenizas. Insmontel Cutrín sufrió un duro revés con un incendio que semeja fortuito, pero que deja en nada los principales elementos de una compañía que nació del esfuerzo personal y se multiplicó en los últimos decenios. Uno de los ejemplos de emprendedores locales que son la esperanza para el empleo y la riqueza en una comarca vaciada. Un pilar caído.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los bomberos tardan seis horas en sofocar el fuego en la nave de A Piosa