Carballo / La Voz

La dinámica es bien similar al encuentro de Vimianzo, y como en la capital de Soneira, transcurrió con muy buenas sensaciones. Casi 500 encaixeiras tomaron ayer parte en la séptima Festa da Palilleira de Camariñas, organizada por las asociaciones locales Puntillas y Rendas, con el apoyo del Concello. «Soen ser sempre as mesmas entidades as que veñen a estes encontros, así que xa se coñecen», comentaba la alcaldesa, Sandra Insua. Ella, que también tiene mano para esta artesanía, señala que no solo es una propuesta de unión del sector y a la vez turística -porque se veía gente por la calle, y más en este puente de la Constitución-, sino que también tiene repercusión en la hostelería: los restaurantes lo notaron bien.

Medio millar de artesanas reafirmaron Camariñas como uno de las capitales del encaixe, con gente llegada desde las cuatro provincias gallegas («Burela, Ribeira Sacra, Sanxenxo, O Grove...») y también de más allá, como así dio cuenta Xosé Luis Blanco, presentador. A mayores de la posibilidad de compartir experiencia y técnicas, la Festa da Palilleira también contribuye de alguna forma a la actividad de Puntillas y Rendas, en tanto que la venta de rifas entre los presentes les permite lograr algún fondo y seguir adelante. Para ello llevaban más de un mes recorriendo los negocios locales y recaudando pequeños regalos para los sorteos. «É un aporte económico, e tamén con ese fin se fixo», indica la alcaldesa. Los costes de organización no son elevados, pero lo que significa es mucho.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Exhibición palilleira en Camariñas: una jornada para el encuentro