Un mes de angustia por un hijo

Todavía rota por el dolor, la madre del pescador Jefferson Stalin Rueda Guamán, desparecido hace un mes en Camariñas, lleva flores al entorno de la capilla de la Virxe do Monte

;
Un mes de angustia por un hijo La desaparición de Jefferson Stalin Rueda

cee / la voz

«Si por lo menos tuviese la certeza de que alguien lo viese caer... pero lo único que sé es que mi hijo vino aquí y nada más», explicaba ayer, todavía rota por el dolor, Sandra Patricia Guamán, la madre del pescador aficionado Jefferson Stalin Rueda Guamán, de 25 años, al que se le perdió la pista hace ahora un mes, en ese entorno de la capilla de la Virxe do Monte de Camariñas, al que la mujer acudió a depositar flores.

Sola, en medio de un día intempestivo y cuando se han apagado ya los ecos de una búsqueda que resultó infructuosa -nada, no apareció ni una triste prenda de ropa- Sandra Patricia, que se deshace en agradecimientos por cualquier mínimo detalle hacia ello o hacia la memoria de su hijo, quiso desplazarse hasta el punto de donde se presupone que Jefferson pudo caer al mar, aunque nadie lo sepa a ciencia cierta. «Vine a traerle flores a la Virgen del Carmen a ver si me ayuda a buscarlo», detallaba al pie de la costa pedregosa esta ecuatoriana de 46 años que está viviendo lo «más duro y difícil» que le puede tocar a una madre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Un mes de angustia por un hijo