El agua inunda de fecales calles de Cee y el viento provoca la caída de árboles

El edificio de la lonja de Camariñas acusa los desperfectos a causa de las lluvias. El mar, por otra parte, se encaramó a O Coído

t. longueira
cee / la voz

Un hedor nauseabundo y las aguas fecales brotando a borbotones por las tapas del alcantarillado. Esa era el panorama ayer por la tarde en varios puntos de la avenida Fernando Blanco de Cee, particularmente en el cruce con la calle Lavadoiro, donde, por momentos, algún vecino, con el agua cerca de las rodillas y un palo de fregona para desatascar los sumideros, vio venir los fantasmas del 2006. Pero no fue para tanto. Todo se quedó en una tromba de agua, eso sí considerable, que descargó minutos antes de las 19.00 horas y enseguida regresó a la tónica del resto del día, que ya de por sí fue de lluvias más que intensas.

Lejos de un caso puntual de Cee, donde realmente no hubo que lamentar daños graves, los incidentes más o menos relevantes se repartieron por toda la comarca. Por ejemplo, la carretera que enlaza Dumbría con Brens o la que va desde de la AC-552 hasta Lires, estaban cubiertas de ramas, incluso con algún tronco importante y pequeños derrumbamientos de los taludes. Además, en el propio término dumbriés, a la altura de la glorieta de Ferroatlántica, se cayó un cable del tendido eléctrico hasta el punto de apenas dejaba un pequeño margen para el paso de los coches.

En Camariñas, como explicaba a última hora de la tarde el patrón mayor, Ramón Lema, «queira Deus que un día non marche o teito», porque la situación del edificio de la cofradía es bastante precaria y ayer se notó especialmente con filtraciones de agua al interior. «As chapas están todas cheas de ferruxe, pero o medo máis grande que teño é que un día haxa un curtocircuíto porque a auga baixa xusto por onde está o cadro eléctrico», detalla Lema.

En Laxe, como suele suceder cada vez que llueve con cierta intensidad, volvió a anegarse la céntrica rúa Rosalía de Castro, al igual que el lugar de Santa Comba de Baíñas, en Vimianzo. En ambos casos sucedió cuando la influencia de la borrasca se hizo más evidente. El fuerte viento provocó la caída de varios árboles, como en Sísamo y Sofán (Carballo), Buxantes (Dumbría) o Padreiro de Abaixo (Vimianzo) que obligó a emergencias a actuar rápido para retirarlos ya que cortaban las carreteras.

Incidencias

La borrasca Beatriz dejó olas de entre 5 y 6 metros en el litoral de la Costa da Morte. Su incidencia fue especialmente relevante a partir de las dos de la tarde, con picos de lluvias importantes entre las cuatro y media y cinco y media de la tarde, con una media de 3-4 litros por metro cuadrado en diez minutos y un máximo de 5,9 registrados, según MeteoGalicia, en la estación de medición de A Gándara (Vimianzo) a las seis menos veinte de la tarde.

Rachas de viento

También el vierto fue el otro gran protagonista de la jornada en la Costa da Morte, con rachas de 118-120 kilómetros por hora entre las cuatro menos veinte y las cuatro y veinte de la tarde en el concello vimiancés. En Malpica se alcanzaron los 86 kilómetros por hora y en Camariñas, los 90.

A partir de las seis de la tarde los datos meteorológicos se fueron suavizando con el paso de las horas, aunque, MeteoGalicia mantiene la alerta naranja en la zona por fenómenos atmosféricos adversos hasta mediada la jornada de hoy, salvo cambios.

Suspendida la búsqueda del pescador deportivo desaparecido en Camariñas

Salvamento Marítimo dio por finalizadas las tareas de búsqueda de Jefferson Rueda, el pescador deportivo que fue visto por última vez en la zona de Virxe do Monte de Camariñas cuando participaba en una quedada junto con otras 49 personas. Las tareas de búsqueda del joven, de 24 años, natural de Ecuador y residente en Santiago, resultaron muy complicadas desde el inicio debido a las adversas condiciones climatológicas. El mar de fondo, el viento y el intenso oleaje dificultó los trabajos hasta tal punto que los buzos de la Guardia Civil solo pudieron bajar en dos ocasiones y extremando las precauciones.

Al cumplirse ayer los nueve días de su desaparición las labores se llevaron a cabo por tierra, con Policía Local y Protección Civil de Camariñas y Muxía. La alcaldesa de Camariñas, Sandra Insua, dijo ayer que hoy se retomarían los trabajos de búsqueda, «pero en caso de non atopar nada daríanse por finalizadas», comentó.

Atención necesaria

Llegan los temporales y ponen en evidencia aquellas infraestructuras que no reciben la atención debida por quien corresponde. Alcantarillados, cofradías, ríos sin limpiar, terrenos sin desagües o caminos sin cunetas o atajeas limpias acaban delatando la falta de cuidados durante meses. Otra cosa son las acciones inesperadas e inevitables. En la medida de la posible lo que es de todos debería recibir las mejoras imprescindibles.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El agua inunda de fecales calles de Cee y el viento provoca la caída de árboles