Las dunas de Soesto, Trece y Nemiña servirán para probar el cambio climático

Se han instalado una serie de cúpulas que reproducen a muy pequeña escala lo que significa el aumento de medio o de un grado centígrado


carballo / la voz

Los profesores Mariano Lastra y María Jesús Iglesias, del departamento de ecología y biología ambiental de la Universidade de Vigo, han elegido las dunas de Soesto, en Laxe; Trece, en Camariñas, y Nemiña, en Muxía, para probar que el calentamiento global y el efecto invernadero son una realidad.

Desde hace dos semanas en esos sistemas dunares y en el de Corrubedo se han instalado una serie de cúpulas que reproducen a muy pequeña escala lo que significa el aumento de apenas medio o un grado centígrado.

Durante el año pasado, el equipo realizó mediciones en las zonas que ahora están cubiertas. Tomaron datos de parámetros como las emisiones de CO2, la presencia de nitrógeno, el desarrollo de la fauna y la vegetación, la cantidad y calidad de materia orgánica y otras cuestiones como el PH o la salinidad.

Ahora compararán los resultados conseguidos antes, con los alcanzados una vez incrementada la temperatura y los cambios deberían servir para probar la tesis de que un pequeño incremento puede suponer grandes modificaciones.

El equipo acudirá de nuevo en diciembre a medir los parámetros que decidieron estudiar y repetirán la operación cada tres meses. Después de este trabajo de campo probablemente se encierren a estudiarlos y de ahí saldrá la tesis doctoral. Mariano Lastra señala: «Estamos convencidos de que el calentamiento global, aunque sea pequeño, tiene consecuencias». Eligieron la zona porque tiene dunas que están consolidadas y porque antes trabajaron en playas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las dunas de Soesto, Trece y Nemiña servirán para probar el cambio climático