Las elecciones a las cofradías dejan un 82 % de votantes en Camariñas y solo un 26 % en Malpica

La designación de los cargos será la próxima semana, pero el proceso no se cerrará hasta el día 31


carballo / la voz

Las elecciones de las juntas generales de las cofradías han puesto de manifiesto que el interés de las gentes del mar por las asociaciones que los representan es muy dispar. Así, en Camariñas votó el 82 % del censo, un porcentaje altísimo, en tanto que en Malpica solo acudieron a las urnas la cuarta parte de los que podían hacerlo.

Caión. Quince personas (6 empresarios y 9 trabajadores) eligieron a los 10 vocales. La participación fue buena, del 62,5 %, pero hay que tener en cuenta que el censo está formado solo por 24 personas. 

Camariñas. La junta general está formada por 20 vocales y es la mayor de la zona. Votaron 207 de las 251 que forman parte del censo. La patrona mayor, Lola Bermúdez, entra en la junta, pero fue la tercer más votada de los mariscadores, tras Noemí Garrote Castiñeira (que será la nueva presidenta de la agrupación) y Manuel Ángel Brión. 

Corcubión. La jubilación de José Domínguez implica un cambio que vendrá de la mano de Urbano Suárez Canosa, el armador más votado. Le sigue Pilar Andrade González.

Corme. Los doce puestos de vocales serán ocupados por los componente de la lista que presentó Roberto Vidal Pombo. La cofradía no aceptó la candidatura de la parte de los empresarios, por lo que hubo que votar, pero los candidatos renovadores vencieron de forma aplastante a los que representaban la continuidad. La patrona mayor, Mari Carmen Suárez, ya no se presentó porque la lista de los trabajadores sí era legal y no tuvo opción. La lista ganadora representa el descontento con la gestión anterior, sobre todo por la falta de servicios en el puerto.

Laxe. La continuidad es clara en este caso porque el patrón mayor, Manuel Villar, fue el más votado de los empresarios. En los trabajadores ya no hubo elecciones porque se presentaron tantos candidatos como cargos había que cubrir. En este caso son 14 vocales. La participación supera por poco el 50 %, lo que en el sector se considera un porcentaje bastante bueno.

Camelle. Hay empate entre el patrón mayor, Xosé Xoán Bermúdez Tajes, de Arou, y el presidente de los percebeiros, Iñaki Castro Pardiñas, de Santa Mariña. Los vocales son 12 y habrá que ver si hay renovación o continuidad.

Malpica. La participación más baja de la zona corresponde a la segunda cofradía de mayor tamaño. Según los datos aportados por la Federación de Cofradías de A Coruña, solo participaron 60 personas (36 empresarios y 24 trabajadores) de un censo de 229. Por el momento no se han dado a conocer los resultados, pero los votos pueden estar muy repartidos, puesto que todos los socios figuraban como candidatos. En este caso había que nombrar a 18 vocales.

Fisterra. Fue el único lugar de la Costa da Morte en el que no hubo elecciones, al igual que ocurrió hace cuatro años. Solo hubo una lista, la presentada por José Manuel Martínez Escarís, que copó todos los puestos de la junta general. 

Muxía. No fue mala la participación porque el grupo más numeroso, el de los marineros de altura, no participaba ya que los cinco candidatos de este sector cubrían todas las plazas que les correspondían. Votaron todos los armadores de altura y el patrón mayor, Daniel Castro, fue que obtuvo mayor apoyo. También fue elegido el presidente de los percebeiros, que recayó en Víctor Haz Soneira, el más votado con diferencia. En este caso, la participación media fue del 64 %, que es bastante alta, en los armadores de altura llegó al 100 %.

El proceso

El proceso para elecciones a las cofradías se inició a principios de julio con la publicación de la convocatoria y se cerrará el último día de este mes con la disolución de la comisión electoral.

Cargos. Entre el viernes y el domingo tiene que tomar posesión la junta general, que tiene un mínimo de 10 miembros (en Caión) y un máximo de 20 (en Camariñas). Seguramente las elecciones serán el sábado 13. De ahí saldrán el patrón mayor, los vicepatrones y los miembros del cabildo, que son la mitad de los componentes de la junta (de 5 a 10 en la zona).

Proceso. El sábado se reunirán los miembros de la junta. A partir de ese día no importan los votos obtenidos por cada cual, todos valen lo mismo y todos pueden ser patrón mayor. Cada uno tendrá que decir si se postula para la presidencia del pósito. En el caso de que haya uno, ya queda nombrado, si hay más se procede a una votación. El sistema no garantiza que la voluntad de los socios sea respetada. Una persona con un solo voto o que ni siquiera haya sido elegida (si se ha presentado en número justo de candidatos para cubrir los puestos) pase a gobernar la cofradía,

Patrimonio. En el caso de Malpica, hay una importante deuda con Portos y con la Seguridad Social, pero es poco habitual una situación tan dramática. Algunas cofradías tienen un importante patrimonio, como es el caso de Caión, pero todas funcionan como pequeñas empresas, mueven dinero y reciben también muchas ayudas de la Administración. Al menos dos patrones mayores de la zona cobran un sueldo por su dedicación (Malpica y Fisterra).

Futuro. Las cofradías son poco representativas, pero el mayor problema es que tienen tantos representantes que resultan ingobernables. Un cabildo, que es el órgano ejecutivo, con 10 miembros es muy complicado de llevar, pero si se reduce habría que garantizar un mínimo de votos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las elecciones a las cofradías dejan un 82 % de votantes en Camariñas y solo un 26 % en Malpica