La oposición pide «responsabilidade política» y la dimisión del alcalde

Creen que la corporación de Camariñas no debería permitir que siga en el puesto

.

Carballo / LA Voz

Poco se han hecho de rogar las reacciones a la sentencia de la Audiencia Provincial conocida el viernes. Camariñas fue ayer un bule bule de especulaciones acerca del futuro del alcalde, y los primeros en dar su valoración al respecto fueron los portavoces de la oposición, que piden la dimisión inmediata de Manuel Valeriano Alonso. «Xa está tardando en presentar a súa dimisión á fronte do executivo local, pois está totalmente incapacitado xudicial e moralmente para exercer como alcalde», señala Mauricio Aufiero, portavoz del grupo municipal del Partido Popular.

Califica Aufiero a Alonso como un «alcalde okupa, que non se merecen os veciños de Camariñas», y asegura que al regidor se le han acabado ya las «escusas: Tíñase que ter ido coa sentenza da primeira instancia, pero agora xa non ten máis saídas. É un asunto serio, unha condena por un claro trato de favor cara unha persoa, e trátase de cumprir a lei, de igual xeito que o tería que facer calquera outro veciño de Camariñas».

En este sentido, añade también que Manuel Valeriano Alonso «está afeito a facer e desfacer á súa maneira, sen dar explicacións e saltándose os procedementos que establece a lei» y que, a lo largo del último año, dio un «mal exemplo» a los vecinos del municipio camariñán.

Transición tranquila

Coincide, en este sentido, la portavoz del BNG en Camariñas, Ilva Carril, quien considera que debería convocarse cuanto antes un pleno extraordinario para la designación de la persona que sustituya al regidor en su puesto. «Xa non só pedimos que Pichurri tome un paso adiante, senón tamén a corporación, que é a que ten que esixirlle que se vaia», dice Carril, recordando que el código ético del Partido Socialista deja muy clara su postura acerca de las imputaciones de miembros del partido. «Que poñan a quen teñan que poñer. Baixo o meu punto de vista deberían elixir á persoa que se fose a presentar como candidata xa nas eleccións, pero iso é cousa súa», y añade la portavoz que la transición política debería ser «o máis tranquila posible, sen empantanar ao pobo de Camariñas».

Pide la nacionalista Ilva Carril, además, «responsabilidade política» y un poco de «vergoña» a los compañeros del grupo de gobierno de Pichurri: «A corporación non pode ter un alcalde imputado».

Apoyo total de los socialistas: «A actuación do alcalde nese momento foi de urxencia»

La Agrupación Socialista de Camariñas mostró ayer, a través de un comunicado, su «total apoio a Manuel Valeriano Alonso» tras conocerse la ratificación de su condena, aunque «co máximo respecto á xustiza e á sentenza, da que aínda cabe recurso».

Reiteran los socialistas que, bajo su punto de vista, «a actuación do alcalde nese momento foi de urxencia e por un problema puntual. Contratou a un compañeiro de partido, pero tamén a unha persoa válida que nun momento de inundacións nas rúas da vila fixo un gran traballo. Nin o alcalde nin o obreiro se enriqueceron, de feito marchou para Suíza antes de ningunha denuncia».

Lamentan, expresan en su comunicado, «que o PP de Camariñas en lugar de dedicarse a facer unha oposición construtiva polo ben dos veciños [...] concentre todas as súas forzas en querer gañar nos xulgados o que non é quen de gañar nas urnas».

«Un militante socialista non pode facturar ao Concello, pero si pode facelo o candidato do PP en menús para a Mostra. Militantes do PSOE non poden traballar no Concello, pero militantes do PP si poden ser contratados a dedo na confraría», finaliza la agrupación socialista de Camariñas.

La Audiencia Provincial ratifica la inhabilitación del alcalde de Camariñas

M. López
.Vecinos se concentraban en apoyo al alcalde frente al consistorio, en mayo del año pasado, tras conocerse la condena
Vecinos se concentraban en apoyo al alcalde frente al consistorio, en mayo del año pasado, tras conocerse la condena

Pichurri tendrá que estar cuatro años sin ejercer cargo público por un delito de prevaricación administrativa

Algo más de un año después de que el Juzgado de lo Penal número 3 de A Coruña condenara al alcalde de Camariñas, Manuel Valeriano Alonso de León, a cuatro años de inhabilitación por un delito continuado de prevaricación administrativa, acaba de conocerse la resolución a la apelación interpuesta por el regidor, ratificando la Audiencia Provincial el contenido íntegro de la sentencia dictada con fecha 4 de abril de 2017, incluida la inhabilitación para empleo o cargo público durante cuatro años.

Según la sentencia, el regidor contrató a una persona que había formado parte de su partido (PSOE), para que trabajase en el Concello de manera ilegal, sin haberse convocado el proceso selectivo de rigor. «Concurren todos y cada uno de los elementos del tipo por el que se condena a Manuel Valeriano Alonso», dicta el texto, y añade, en referencia a los tres decretos de alcaldía firmados por el regidor entre mayo y diciembre de 2012: «Son plena y claramente contrarios a la legalidad vigente, omitiéndose [...] normas del procedimiento de contratación y la necesidad de justificar previamente la urgencia y necesidad del contrato, siendo los defectos reseñados por la Interventora y Secretaría municipal graves. [...] El contenido de la resolución era materialmente injusto, pues no se abría un proceso de selección sujeto a los principios de mérito y capacidad, privando a terceros a acceder a un cargo». Contra la resolución, en la que se acuerda no imponer las costas procesales, no cabe recurso ordinario alguno.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La oposición pide «responsabilidade política» y la dimisión del alcalde