Poco mantenimiento y humedad dañan los pasamanos metálicos

Algunas protecciones en mal estado dependen de Portos y otras de los respectivos concellos

.

Carballo / la voz

El lunes todo el mundo señalaba la falta de mantenimiento como uno de los motivos del hundimiento de la plataforma en O Marisquiño en Vigo. Y es que el óxido y el cemento no se llevan nada bien. Cuando el hierro comienza a degradarse lo primero que sufre es su unión con el hormigón, por lo que una barandilla en mal estado solo precisa una «ayuda» para venirse abajo. Cuando se trata de elementos que están junto al mar o un río la corrosión es todavía mucho mayor, por efecto de la humedad y el salitre. En ocasiones la responsabilidad es del Concello correspondiente, en tanto que en otras depende de Portos de Galicia.

Uno de los casos más claros son las protecciones del puerto de Laxe, que llevan tiempo sufriendo las inclemencias del mar y el tiempo, y que ahora en verano están más expuestas ya que la población de la localidad se multiplica. También en Camelle es necesaria una mano de pintura en el dique, quizá la zona más visitada del pueblo porque es el lugar desde el que observar la que fue vivienda de Man, uno de los principales atractivos de la localidad.

Asimismo precisan mantenimiento las barandillas en A Ponte do Porto. El asunto ya ha sido tratado en algún pleno ante el peligro de que se produzca un accidente.

Camelle. El dique de abrigo de Camelle suele estar lleno de visitantes, atraídos por la figura y la obra de Man. De poco vale que se trate de un acceso prohibido por Portos. El mal estado de las barandillas solo empeora la seguridad. 

A Ponte do Porto. El puente que da nombre a la localidad camariñana no se encuentra en su mejor momento. A la barandilla del paso sobre el río Grande do Porto le hace falta algo más que un lavado de cara. Sería preciso comprobar en qué estado se encuentran las sujeciones, con el fin de que el pasamanos cumpla su función.

Paseo fluvial. También junto al río Grande do Porto hay un paseo que necesita mejoras. Las protecciones necesitan una buena mano de pintura, por una cuestión estética, pero también de mantenimiento, puesto que la pintura ayuda a proteger el metal, sobre todo el áreas tan húmedas como las inmediaciones de un cauce. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Poco mantenimiento y humedad dañan los pasamanos metálicos