Setenta de cada cien habitantes está retirado, en paro o trabajando

.

 

El envejecimiento de la Costa da Morte es cada día más alarmante. La media de edad roza ya los 50 años, pero lo más preocupante es que solo el 30 % de los habitantes no forma parte de la población activa, ya que ni trabaja ni está en paro, pero tampoco percibe pensión alguna, lo que significa que son amas de casa o niños y jóvenes estudiantes. Así pues, el relevo generacional está seriamente comprometido.

En la Costa da Morte viven, según los datos del IGE, 111.479 personas de todas las edades. Cerca de 40.000 están dados de alta en la Seguridad Social, lo que significa que trabajan. Además, hay 30.754 pensionistas y de ellos únicamente 2.224 cobran la no contributiva, lo que supone que la mayor parte de los retirados trabajaron. Sin embargo, el dinero que perciben suele ser bastante poco.

«Tiña máis de 49 anos cotizados»

Plácido Rodríguez ya ha cumplido los 65 años, pero en diciembre hará 3 años que se jubiló, cuando era conserje en el instituto de A Ponte do Porto, con más de 49 años cotizados. Por todo este tiempo considera que los poco más de 1.200 euros que cobran no son demasiados. Considera que deberían pagar en función de los años de trabajo. Podría haberse retirado a los 61 por el coeficiente de reducción porque fue marinero y lonjero de Malpica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Setenta de cada cien habitantes está retirado, en paro o trabajando