Google Maps aún prefiere Lage, Mugía y Finisterre

Arteixo reclama de forma oficial a la multinacional que corrija «Arteijo». En la comarca, aún no se ha hecho algo similar


carballo / la voz

Los mapas digitales eran casi anecdóticos hasta hace quince años, pero su nivel de implantación los está haciendo imprescindibles en el día a día, sobre todo con los dispositivos móviles. La localización es clave, no solo a la hora de viajar, sino como elemento comercial o de interacción con otros usuarios. Y cada vez va a más.

La plataforma más usada es la de Google Maps, tanto de manera directa como a través de muchas otras páginas o aplicaciones que la usan de base. Millones de usuarios de todo el mundo acceden a ella a diario. Una parte la emplea para conocer la Costa da Morte, y ahí se encontrarán con un respeto escrupuloso a la toponimia oficial. Parece como que hubieran consultado el nomenclátor para saber cuál es la forma correcta, de otra forma no se explica que aparezca A Ameixenda, en Cee, o A Ponte do Porto, como efectivamente han de escribirse. De hecho, a veces ni siquiera los concellos lo tienen en cuenta en sus comunicaciones. Claro que la perfección no existe: Agualada y Laracha siguen sin su determinante obligatorio, pero en general la corrección es muy elevada.

Por eso se entiende aún menos que en esta plataforma se conserven topónimos como Lage, Mugía y Finisterre. Es tan contradictorio que, en una capa más aproximada de búsqueda (cuanto más se acerca el mapa, más lugares se ven) al lado de ese Lage se sitúan la «Pedra dos Namorados» y la «Praia dos Cristais». Como en la inmensa mayoría de los casos, hasta la microtoponimia es respetuosa con la manera en la que está recogida oficialmente. Más rarezas: el mar que forma la playa figura como «Enseada de Laxe».

Con Mugía ocurre lo mismo: es la denominación general. Solo cuando se aproximan las capas de visualización aparece el Muxía oficial, pero el Mugía general no desaparece. Y «Nosa Señora da Barca», siempre correcta, como todo su entorno.

El otro caso llamativo es Finisterre. Aquí tiene acompañante llamativo: «La Insua». Pero el faro ya es el de Fisterra.

En cuanto al resto de lugares, la misma línea. E O Ézaro también se mantiene el artículo (lógicamente), algo que a veces se escapa en cauces oficiales. El mirador es «miradoiro» y la cascada, «fervenza»: casi se conoce más así que en su denominación castellana.

Por lo demás, es complicado encontrar castellanizaciones. Acaso la de «Tufiones», en Vimianzo, que por cierto está a lado de «Leis de Nemancos», una denominación de más solera histórica que la oficial Leis.

Con Arteixo pasa lo mismo: para Google Maps es Arteijo. Y en el Concello han tomado medidas. La semana pasada, la Xunta de Goberno Local decidió enviarle a la multinacional una petición para que lo cambie y use la forma oficial. No se quedaron ahí el alcalde y su ejecutivo: también le piden que elimine Rosadoiro y ponga en su lugar el correcto Rexedoiro, que es el nombre del embale del polígono de Sabón.

Esta iniciativa se ha hecho en colaboración con un grupo de estudiantes del instituto Manuel Murguía, que bajo la supervisión de una profesora, y de otras dos docentes e investigadoras de la Universidade de Santiago, llevan a cabo un proyecto sobre la toponimia municipal dentro del programa Arteixo Innovación.

En la petición del cambio de los dos nombres se incluye el envío a Google, en formato pdf, del Proxecto Toponimia. En la comarca aún no se ha hecho algo similar, salvo que haya sido un acto interno que no se dio a conocer o no trascendió.

«La Costa de la Muerte» de la Wikipedia, ya un clásico

Si en Google Maps hallar un topónimo deturpado es la excepción, en la Wikipedia, la enciclopedia digital más consultada, pasa justo al revés. Ha mejorado algunas cosas en estos años: sus editores han sido sensibles a algunas barbaridades que aparecían en determinados lugares, en los que más que castellanizar, deturpaban por completo el origen y sentido del nombre y ahora están bien. Pero con otros no hay nada que hacer, así que ahí están también Lage, Mugía, Finisterre, Puenteceso, Javiña... Lo más llamativo es que tampoco se ha cambiado un tosco mapa que dice representar a la Costa da Morte, situado justo encima de las «Rías Bajas», que por lo que parece llegan hasta más arriba de Cerceda. Obviamente nadie va a tener en cuenta un mapa así para orientarse, pero si alguien de lejos tiene curiosidad por conocer Galicia de manera indicativa y lo toma en cuenta, se llevará una buena sorpresa cuando llegue.

Mapas digitales hay muchos, y algunos de acceso libre realmente buenos. Los oficiales de Galicia están en mapas.xunta.gal, y hay capas para elegir hasta aburrirse o llenarse de conocimiento. De los grandes portales, tal vez el más recomendable sea el de Microsoft (bing.com), con accesos a microtoponimia muy poco habituales. Y la oficialidad, salvo mínimas excepciones, plenamente respetada. Laxe es Laxe, y así sucesivamente. Por cierto, en el Google Street View sigue sin aparecer la autovía da Costa da Morte, y las calles de Carballo apenas han cambiado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Google Maps aún prefiere Lage, Mugía y Finisterre