Las críticas de los alcaldes van a Portos, Augas y Medio Rural

Denuncian que el presidente Núñez Feijoo ni siquiera les ha contestado su solicitud


Cee / La Voz

Los ocho alcaldes de los municipios de Fisterra y Soneira volvieron a reunirse ayer en Camariñas para almorzar y seguir profundizando en la iniciativa que emprendieron hace algunas semanas para trasladarle en conjunto a la Xunta reivindicaciones que afectan a todos y poner en común diversas cuestiones de la gestión municipal.

El encargado de dar a conocer los puntos fundamentales de la abordado ayer fue, como anfitrión, el regidor camariñán, Manuel Valeriano Alonso, quien señaló que habían tratado numerosas cuestiones y, en entre ellas, tres fundamentales, que son críticas a la manera de actuar de Augas de Galicia, Portos de Galicia y la Consellería de Medio Rural, particularmente por la estrategia de lucha contra los incendios y la obligatoriedad, imposible de llevar a la práctica, de tener las fincas limpias antes del 31 de mayo.

Alonso incidió en que los problemas con Augas son generalizados en todos los concellos, porque la Xunta «en vez de asesorarnos e dicir: ‘aquí hai esta liña de subvencións para ir mellorando’ o que fai é contratar unha empresa para controlarnos e multarnos con 2.500, 3.000, 4.000 euros. Parece que nós non somos membros de Galicia, que non formamos parte da Administración do Estado. Por iso queremos ter unha reunión coa conselleira, porque esta é outra forma máis de seguir gravando con impostos aos veciños».

El primer edil camariñán, que además en este caso conoce la realidad de primera mano, se queja de los convenios para cuidar las fachadas marítimas y los accesos portuarios resultan desiguales porque «Portos está á hora de cobrar as taxas das terrazas, pero para limpar sempre teñen que estar os concellos», señala Alonso, para quien lo justo sería que esos ingresos de repartiesen de una manera equitativa e aliviar así la carga que suponen estos servicios para las entidades locales.

Lo más surrealista de todo, a su juicio, es la manera en la que se pretende aplicar la nueva ley de incendios, porque ya hay técnicos levantando actas en algunos municipios que pueden derivar en sanciones. No cree que hacer las cosas «ás presas e correndo» sea la mejor manera de actuar, entre otras cosas porque resulta físicamente imposible talar todo lo que hay que talar y tener el conjunto de las fincas forestales limpias antes del 31 de mayo. No habría personal que diese para ello y, además, incide en que desplomaría aún más el precio de la madera. De hecho, en Camariñas tuvieron el miércoles una reunión a este respecto y «hai veciños que xa din que vai ser mellor cederlle os piñeiras ao Concello e que se faga el cargo de limpalos».

Por todo ello considera necesario que Feijoo los reciba, porque ni siquiera les ha contestado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las críticas de los alcaldes van a Portos, Augas y Medio Rural