«Me ofrecieron entrenar en China y en países árabes, y lo rechacé»

Sobre Angeliño dijo: «Necesita que un entrenador confíe en él y lo apoye , tiene calidad de sobra»


Es uno de los grandes expertos del fútbol en la Costa da Morte y uno de los mejores preparadores. Jugó, entre otros, en el Coristanco, Camariñas, Ordes y Baio y entrenó a numerosos equipos como el Vilalbés, Betanzos, Bergantiños, Ordes, entre otros, además de ser el segundo de Ramón Piña en la etapa más gloriosa de la historia del Bergantiños Tiene el título de entrenador UEFA Pro nivel 3 y compartió vestuario con grandes entrenadores como Unai Emery, Aitor Karanka, Valery Karpin y Lotina. Su verdadero fuerte es el análisis táctico y eso le ha servido para codearse con grandes figuras del fútbol como Soldado, Marco Asensio, Isco, Albelda... Juan José Vila Seoane (1962, Carballo) fue siempre un amante del fútbol. Se define seguidor del Barça, aunque la última deriva política del club azulgrana le ha defraudado un poco. En su juventud fue cancerbero y tenía sus referentes en Iríbar y Rinat Dasáyev, el gran mito del Spartak de Moscú con el que Juan José Vila compartió despacho. Este experto en fútbol, vinculado en la actualidad a Aitor Karanka, está a la espera de que les ofrezcan un nuevo banquillo. Mientras, reparte su tiempo en conferencias, charlas y cursos por todo el mundo.

-¿Cómo logró dar ese salto tan espectacular?

-Una vez finalizada mi etapa como portero, empecé a entrenar y un buen día me llamaron del Deportivo para hacerme cargo de las escuelas de entrenadores, puesto que compaginaba con el de entrenador de porteros de fútbol base. Un día me llamó Lotina para que le echara una mano. Sabía de mi experiencia a través de mis publicaciones. Y ahí empezó todo.

-Pero siempre hay un «culpable» de todo. ¿En su caso quién fue?

-Pues todo esto es en parte gracias a Ramón Ángel Gesto, que jugaba en el Coristanco, y a José Antonio Moreira, que era el entrenador. Yo tenía 24 años y salté del fútbol sala al fútbol. Ellos son los culpables.

-¿Cómo conoció a Unai Emery?

-Estaba como colaborador y analista táctico de Lotina. Un día me llamaron del Valencia. Viajé hasta allí y a los cinco minutos de empezar la reunión, Unai Emery me dijo que tenía que quedarme, sí o sí, con él. Le dije que tenía que hablar con el Deportivo y decidí dar ese salto. Fue una etapa maravillosa y la recuerdo con gran cariño.

-De ahí, al Spartak de Moscú.

-Sí, de nuevo con Emery, donde conocí a uno de mis ídolos de juventud y con el que compartí despacho: Rinat Dasáyev. Cuando Emery fue cesado cogió el relevo Valery Karpin, quien me pidió que siguiera con él, y lo hice. Luego pasé por el Mallorca y....

-Conoce a Aitor Karanka.

-Sí, me llamó y me pidió que me fuera con él al Middlesbrough. La Premier es una liga espectacular, con grandes equipos. Ha sido una gran experiencia.

-¿Y la opción de ser primer entrenador no le atrae?

-Me llamaron para entrenar en China y en países árabes, y lo rechacé. No es una opción que me acabe de convencer.

-¿Cómo se lleva tener enfrente a Pep Guardiola y a José Mourinho?

-Personalmente creo que son los dos mejores entrenadores del mundo. Cada uno con su filosofía, pero son los mejores. Dicen que Guardiola solo pensaba en clave de ataque. Mentira, yo mantuve encuentros y charlas con él en el Bayern y le puedo decir que es metódico en todo, al igual que Mourinho.

-¿Es tan borde el entrenador del United como aparenta?

-Para nada, es todo una fachada. Es una gran persona y en el trato directo es de lo mejor que he conocido en mi vida. Es un tipo espectacular y como entrenador, una figura de renombre mundial.

-¿Con quién se queda de los dos?

-Con los dos. Tienen algo en común: saben perfectamente adaptarse a los jugadores que tienen y son tremendamente analistas.

-Usted las habrá visto de todos los colores. ¿Con qué momento se queda?

-Son muchos. De todos los entrenadores he aprendido y aprendo y mucho. Tal vez, la etapa del Valencia, cuando logramos quedar terceros dos años consecutivos en la liga.

-¿Y un momento para olvidar?

-Un partido de Champions en el Camp Nou contra el Barça. Estaba en el Spartak de Moscú. Ganábamos 1-2 y quedaban quince minutos para finalizar el partido. Yo decía en el banquillo que no metiera La Pulga (Messi), que no metiera La Pulga... Pues en diez minutos nos metió dos goles y perdimos.

-¿Es Messi el mejor del mundo?

-Sí, sin duda. Lo tiene todo. Es un talento sobrenatural, que solo se ve una vez cada veinte años. Y creo que tardaremos otros veinte años en ver algo parecido.

-¿Hay alguien en ciernes para sustituirlo?

-No, hay un muy buen ramillete de jugadores, Mbappé, Hazard... Pero ninguno se le aproxima.

-¿Ni Cristiano Ronaldo?

-Es un fenómeno, muy bueno pero es el número dos en mi lista.

-¿Qué jugadores le ha impresionado más hasta el momento?

-Dos: uno fue David Albelda. Cuando lo tuve de rival entendí por qué lo odiaba. Era un entrenador en el campo. De los jugadores más inteligentes que he conocido. El otro es João Víctor, en el Mallorca. Otro superclase, al igual que Marco Asensio.

-¿Cómo ve la carrera de Angeliño?

-Es un gran jugador, un excelente lateral izquierdo. Lo que pasa con Angeliño es que necesita que un entrenador confíe en él. Tiene cualidades. Pero le voy a decir una cosa. Emery tuvo en el Valencia a Isco, que se marchó al Málaga por 6 millones. Y en el Mallorca tuvimos a Saborit, que ahora es titular indiscutible en el Athletic de Bilbao.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Me ofrecieron entrenar en China y en países árabes, y lo rechacé»