La escasez dispara el precio del pulpo hasta los 14,5 euros el kilo en lonja

Después de la veda estival las capturas se desplomaron en la Costa da Morte

.

carballo / la voz

Nunca estuvo el pulpo tan caro. En las lonjas de la Costa da Morte ha llegado a los 14,5 euros el kilo, algo inaudito y que pone en serios aprietos tanto a los hosteleros como a las congeladoras, que se están nutriendo de cefalópodos marroquíes, más caros incluso que los gallegos, sobre todo los procedentes del banco canario-sahariano, que la pasada campaña llegaron a los 15,50 euros y que de cara a diciembre, cuando abrirá la veda, podría ser incluso más caro.

La que más pulpo ha vendido este año ha sido la de Camariñas, que arrancó el año con un precio medio de 6,36 euros el kilo y 9,35 de máxima y ya está en 9,50 y 14,10, respectivamente, aunque nada tienen que ver las 25 toneladas que se comercializaron en el primer mes del 2017 con las 7,5 descargadas en lo que va de octubre o los 1.699 kilos correspondientes a septiembre.

No ha sido el único caso. En Corcubión, la segunda rula de la Costa da Morte en kilos de pulpo vendidos, sacaron en septiembre la cuarta parte que en enero y la cotización se ha ido incrementando a lo largo del ejercicio hasta alcanzar la media de casi 10 euros que hasta hace apenas seis meses era el precio máximo que alcanzaba esta especie en las subastas.

Malpica ha sido otro caso de caída en picado de la presencia de pulpo en la rula, sobre todo a partir de abril, cuando capturaron ya menos de la mitad que en el mes anterior, aunque la bajada importante se produjo a partir de la veda. Los precios están ligeramente más bajos que en el resto, probablemente por la calidad de los ejemplares.

En Fisterra, sin embargo, las capturas han sido más estables, al igual que en Laxe, pero ambas lonjas se han beneficiado de la impresionante subida de los precios.

La inmensa mayoría de este pulpo es para la venta en fresco. La atomización de las rulas y las escasas cantidades de pulpos que se capturan hacen que para las congeladoras no sea negocio. Las fluctuaciones en los precios y, sobre todo, en la oferta de producto, hace que buena parte de las empresas se abastezcan en otros lugares.

José Luis Canosa, de Frigoríficos de Camariñas, explicó que con una producción de 3.000 kilos a la hora, las posibilidades de conseguir producto suficiente en la rula local son prácticamente nulas y desplazarse a otras lonjas para obtener producto suficiente resulta ruinoso.

En la Costa da Morte la nasa de pulpo es una de las artes más habituales, pero suele alternarse con otras de la flota de bajura. La falta de pulpo está haciendo que muchos armadores estén dedicándose a otras especies a la espera de que la situación mejore, lo que hace que las capturas se mantengan bajas. Para las cuentas de las cofradías también es un recurso fundamental, sobre todo en el caso de Malpica, que ha perdido la venta de cerco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La escasez dispara el precio del pulpo hasta los 14,5 euros el kilo en lonja