El triatleta Javier Gómez Noya ganó la travesía a nado Camariñas-Muxía

Su pareja, la neozelandesa Anneke Jenkins, venció en mujeres


El triatleta ferrolano Javier Gómez Noya, cuatro veces campeón del mundo, fue el vencedor de la segunda edición de la travesía a nado entre Camariñas y Muxía, prueba coordinada por ambos concellos. El ganador estableció un nuevo récord, al destrozar el crono con 29:13, frente a los 32:37 del ourensano Marcos Vila en la primera edición. En la categoría femenina, la novia de Gómez Noya, la neozelandesa Anneke Jenkins, también cumplió los pronósticos al imponerse con mucha autoridad en mujeres y logrando la cuarta plaza de la general.

Antes de comenzar la prueba, Gómez Noya acaparó el interés los aficionados. El triatleta, siempre al lado de su pareja y de su compañero de equipo Pablo Dapena, no paró de hacerse fotos. Y cuando restaban 20 minutos para la salida, el triatleta se aisló en uno de los pantalanes del Club Náutico de Camariñas. De los 110 inscritos, tomaron la salida 95 y solo uno, Luis Muñiz, de Ames, no pudo atravesar la línea de meta, situada en O Lago, por una inoportuna lesión. Cabe recordar que el trazado constaba de 2.500 metros de longitud

Javier Gómez Noya y su compañero de equipo, el pontevedrés Pablo Dapena, marcaron diferencias desde muy pronto. Ambos se fueron en solitario hasta llegar a la playa muxiana, en la que el ferrolano adquirió una ligera ventaja sobre su compañero para cruzar la meta en solitario, en medio de una gran ovación de los numerosos aficionados allí presentes, entre ellos, el alcalde de Muxía, Félix Porto. Cuatro segundos más tarde entró en meta Pablo Dapena. También realizó una gran prueba el arteixán Manuel Regueiro, que ocupó la tercera plaza y rebajó la marca del vencedor del año pasado, al igual que Anneke Jenkins. Después comenzó a llegar el rosario de nadadores. Entre ellos, José Antonio Antelo (Camariñas), que fue el primero en la categoría de corredor local, en el puesto 73 de la general con un tiempo de 49:07.

Mención especial merece Andrea Piñeiro Dios, de Vilagarcía, quien a pesar de su discapacidad, cubrió todo el trayecto. Empleó un tiempo de 59 minutos y 17 segundos, y fue el penúltimo deportistas en cruzar la línea de meta. Una vez fuera del agua, y para cubrir los 20 metros que separaban de la línea de meta tuvo que utilizar unas muletas para realizar el recorrido, llevándose la otra gran ovación de la jornada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El triatleta Javier Gómez Noya ganó la travesía a nado Camariñas-Muxía