Las fiestas de San Xurxo de Camariñas son cosa de familia

Hijos y nietos de Ramón José Blanco Carril están al frente de los actos que se celebrarán desde mañana al domingo

De izquierda a derecha Ana y José Luis Castro, Juan Bautista Blanco -sobre el muro-, Estrella Castiñeira, Estrella Antelo, Jorge Romar y Ramón Blanco
De izquierda a derecha Ana y José Luis Castro, Juan Bautista Blanco -sobre el muro-, Estrella Castiñeira, Estrella Antelo, Jorge Romar y Ramón Blanco

Hay múltiples fórmulas para formar una comisión de fiestas (con voluntarios, por sorteo, en turnos rotatorios...), pero en Camariñas, cuando se trata de preparar las de San Xurxo -que se celebrarán desde mañana hasta el domingo-, no le dan muchas vueltas. Es cosa de la familia Blanco.

Ramón José Blanco Carril, fallecido ahora hace dos años, inició hace ya varias décadas una saga festeira que han continuado sus hijos y sus nietos y que todos asumen ya con una mezcla de naturalidad y orgullo. «Seguimos organizando a festa porque é algo que nos gusta e porque xa o consideramos como un legado do avó que hai que preservar e coidar», cuenta José Luis Castro, representante junto a su hermana Ana y su prima Jenny Blanco de la tercera generación. La segunda está encarnada por sus tíos Ramón -que empezó de la mano del abuelo-, Luis y Juan Bautista Blanco, presidente este último de la comisión desde hace 25 años.

Pese a tener solo 30 años, José Luis no le va muy a la zaga a los más veteranos puesto que suma ya 21 echando una mano con los preparativos. «Con 9 xa era eu quen ía polas casas vendendo as rifas da festa», dice.

Tan arraigada está la tradición que ni la emigración ha sido impedimento para que Luis Blanco y su hija Jenny sigan aportando su granito de arena. Desde Delemont, y con la ayuda también de Diango Álvarez, recaudan fondos entre la numerosa comunidad camariñana que reside en esa ciudad suiza. Además, los tres regresarán estos días a su tierra para disfrutar de la fiesta. No comparten apellidos, sino nombre, pero Estrella Antelo y Estrella Castiñeira son hijas de otros dos integrantes históricos de la comisión, así que su presencia en este grupo no hace sino reforzar el carácter familiar del mismo.

Todos ellos afrontan esta recta final con nervios y pendientes de la predicción meteorológica, pero también con la ilusión de hacer que sus vecinos disfruten de unos días de alegría. «Esta claro que nós non disfrutamos da festa, facémola para que a disfruten os demais, pero iso tamén senta ben. É un orgullo cando todo sae ben».

Mañana darán por finalizados varios meses de preparativos (venta de lotería, cenas...) y dará comienzo una celebración cuya principal novedad de este año, será el cambio de ubicación. A la espera de que el Concello habilite una solución mejor, este año cambiarán el pequeño recinto de la carretera por una finca cedida por la Iglesia. Gran Parada, Palladium e Impacto pondrán la música a la primera noche de una fiesta cuyo pasado, presente y futuro es cosa de familia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Las fiestas de San Xurxo de Camariñas son cosa de familia