Los actos en memoria del «Serpent» ponen de manifiesto el olvido de los bienes hundidos

The Royal Green Jackets y Tesouros de Galicia reivindican su puesta en valor


La conmemoración del 125.º aniversario del hundimiento en Punta do Boi (Camariñas) del barco de guerra británico HMS Serpent, con actos ayer y hoy en A Coruña, sirvió para que sus promotores reivindicasen la olvidada tarea de poner en valor el ingente patrimonio sumergido que tiene Galicia y particularmente la Costa da Morte. Manuel Arenas, presidente de The Royal Green Jackets, hizo un llamamiento al conselleiro de Cultura para que, de una vez por todas, se ponga al frente de la recuperación de unos bienes «muy abandonados» y que, a falta de recursos mayores, al menos se cree un centro de interpretación en los lugares más significativos para «interesarse, estudiar y conservar» este legado que «en Francia, Gran Bretaña, Alemania o Bélgica le sacan mucho mayor rendimiento que nosotros y, sobre todo, lo tienen mucho mejor protegido».

Arenas incide en que toda la costa gallega tiene un «patrimonio espectacular» llena de pecios «como mínimo desde el siglo XII hasta la Segunda Guerra Mundial», mientras el interés de la Xunta y de otras administraciones es prácticamente nulo.

Por su parte, el presidente de Tesouros de Galicia, Javier Rodríguez-Losada, pone el acento en el aspecto económico, porque «el patrimonio en general dinamiza la economía» y en la Costa da Morte y en todo el litoral gallego, además de pecios, se oferta «un paisaje espectacular, faros, fortalezas, baterías militares,... como en pocos sitios del mundo».

Incide en que aquí no hay grandes profundidades, ni aguas turbias y frías como en el Canal de la Mancha, porque las condiciones para el buceo son difíciles de igualar y los bienes sumergidos también. De hecho, dice que descubriendo todo ese patrimonio prácticamente «se podría escribir la historia de nuestra civilización», puesto que se trató a lo largo de los siglos de la ruta para comunicar el norte de Europa, «la zona más desarrollada del mundo» con el resto.

Respecto al Serpent, Rodríguez-Losada destaca que no se trata de un naufragio más porque, aunque poca gente lo sepa, esa tragedia «cambió mucho la manera de gestionar estos incidentes». Además del faro de Vilán, por ejemplo, la Marina británica extendió el chaleco salvavidas que antes no se utilizaba.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los actos en memoria del «Serpent» ponen de manifiesto el olvido de los bienes hundidos