El Rías Baixas, triunfador del campeonato de Galicia de fondo

El equipo de Marcos Serrano se impuso en las dos categorías en el Mirador de O Ézaro ante el Froiz, su rival


CARBALLO / LA VOZ

El Club Rías Baixas, que dirige Marcos Serrano, fue ayer el gran triunfador del campeonato de Galicia de fondo en carretera de ciclismo, al imponerse en la categoría Élite, con Aser Estévez Cividanes, y en Sub-23, con Alejandro Santos Álvarez.

En la categoría más importante, la prueba se decidió al esprint con Martín Lestido (Súper Froiz). La carrera empezó en el puerto de Camariñas y concluyó en el ya mítico alto de Mirador do Ézaro, en Dumbría. La formación nigranesa fue la gran protagonista al conseguir los dos títulos. Además, ocho de sus corredores acabaron entre los veinte primeros de las clasificaciones generales.

La jornada comenzó a las diez de la mañana, con mucho público y los siete clubes gallegos en liza. El trayecto a recorrer era de 118,3 kilómetros y todos esperaban la lucha en la duras rampas de O Ézaro. Pero el desenlace de la competición se produjo en el segundo alto de la jornada. El primero fue Caforra (kilómetro 51,6) y el segundo el de Paxareira (97), a 35 kilómetros de la meta.

Un poco antes del alto saltaron del pelotón Jacobo Ucha (Caja Rural), Raúl Fernández (Froiz) y Samuel Rodríguez (Rías Baixas). Ellos provocaron la fragmentación del grupo principal, en el que el Froiz mantenía el control con un Rías Baixas siempre atento. La escapada comenzaba a ser seria, por lo que Dani López (Caja Rural), ganador en la pasada edición en Sub-23, intentó neutralizarla y con una gran arrancada conectó con los huidos con una gran permisividad del pelotón. En el descenso del puerto, rápido y técnico, fue aprovechado por Jacobo para sorprender a todos y llegó a acumular 1,10 minutos de ventaja, pero a los pies de O Ézaro se quedó en 45 segundos.

Los dos últimos kilómetros fueron determinantes. Al Caja Rural le pereció una subida eterna, y los jefes de filas del Froiz y Rías Baixas fueron llevados en volandas hasta la última dificultad del día.

Álex Santos (Rías Baixas) marcó el ritmo de la subida y Ucha tomó el relevo en los primeros repechos serios. Llevaba a su rueda a Aser Estévez y a Martín Lestido (Froiz). Estos últimos superaron a Ucha en la zona conocida como el muro de hormigón, dos curvas con un 28% de desnivel. El sufrimiento era general para todos los ciclistas. Santos llegó al último kilómetro sin fuerzas, pero con el título Sub-23 en el bolsillo, por lo que Aser y Martín disputaron el título en un duro y espectacular esprint final a favor del primero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Rías Baixas, triunfador del campeonato de Galicia de fondo