El Concello de Camariñas apoya las baterías de Fenosa en Vilán

Los técnicos convencen al alcalde que exige seguridad y contrapartidas

Las nacionalistas Ilva Carril y Ana Miranda, ayer por la mañana en la entrada del parque.
Las nacionalistas Ilva Carril y Ana Miranda, ayer por la mañana en la entrada del parque.

Cee / La Voz

Las muchas dudas que manifestaba el alcalde de Camariñas, Manuel Valeriano Alonso, sobre el almacén de energía eléctrica que Gas Natural Fenosa pretende instalar en Vilán se disiparon en un encuentro celebrado ayer por la mañana con cuatro técnicos de la compañía, al que también acudió un ingeniero de confianza del regidor. Las explicaciones de los especialistas convencieron al mandatario local hasta tal punto de que considera el plan «algo beneficioso para Camariñas» y envía un mensaje de «tranquilidade» a la población porque, «de contaminar, nada». Eso sí, exige que el proyecto se ejecute con las máximas garantías, «todos os informes ambientais favorables» y que suponga contrapartidas para la localidad, en este caso una mejora de sus dotaciones eléctricas.

En lo que sí volvió a incidir el alcalde, en contra de lo que dicen la Xunta, el PP y el BNG, es que hasta ayer no tuvo información alguna sobre el acumulador flujo redox de vanadio, una gigantesca batería en términos coloquiales, y que tampoco recibió documentación al respecto que pudiese pasar por alto. Igualmente se mostró contrariado porque al Ayuntamiento le exijan informe de impacto ambiental «para botar unha pouca zahorra no Foso dos Lobos ou en Reira» y un proyecto como este no la necesite, aunque confía que, llegado el momento, se actúe con la máxima exigencia y «con información clara aos cidadáns». El Concello, por el momento, lo que va a hacer es contrastar «con outros técnicos e coas asociacións ecoloxistas» lo que le han dicho los de la empresa, que en algún caso se desplazaron desde Madrid.

Estos especialistas de la división eólica de Gas Natural, le aseguraron al alcalde que el impacto visual va a ser mínimo -aunque no detallaron la ubicación exacta, que tendrá que ser pegada al parque-, y que los depósitos con soluciones de sulfato de vanadio y ácido sulfúrico (sustancias muy tóxicas ambas) irán en un depósito de doble casco, a su vez rodeados de una balsa destinada a contener un hipotético vertido y todo ello dentro de un edificio. Por lo tanto, siempre según estos ingenieros de la empresa, la posibilidad de un derrame sería mínima. En caso de que un terremoto u otro desastre natural destruyese el recinto, entonces lo que se verían afectados principalmente serían los acuíferos y durante un tiempo limitado de días o semanas, porque estos productos son solubles y, en ningún caso, llegarían al mar.

Rechazo del PP y el BNG

El BNG desplazó ayer a Vilán a Ana Miranda e Ilva Carril, que mostraron su oposición frontal al proyecto que, según dicen, es la del pueblo porque «ninguén quere iso aí» dado su potencialidad contaminante y lo agredido que ya está Vilán. Inciden en que una simple reforma de un parque eólico ya necesita informe de impacto ambiental, con lo que en este caso con más razón, por lo que ya han llevado el caso a la Comisión Europea y no descartan movilizaciones.

El PP, por su parte, emitió un comunicado que tacha de «desvaríos» las consideraciones del alcalde. «Non queremos deixarlles aos nosos fillos un Cabo Vilán cheo de baterías contaminantes», afirman los populares, que rechazan el proyecto y también están dispuestos a movilizarse.

El proyecto, en caso de salir adelante, está previsto para dentro de un año como mínimo

Algo en lo que incidieron tanto el Concello de Camariñas, como la Xunta y los técnicos de Gas Natural es en que este proyecto no está aprobado, ni siquiera presentado -solo se produjo una petición de información previa- con lo que queda por ver las exigencias concretas a las que será sometido a lo largo de su tramitación. Un proceso que nunca concluirá en menos de un año y que se estima que pueda llevar hasta dos. De ahí que el regidor niegue cualquier motivo para la alarma e invite a los vecinos a mantener la tranquilidad, porque esta empresa ya en su día eligió Camariñas como punta de lanza tecnológica y está convencido de que este almacén energético traerá beneficios para el pueblo. «Ademais, se a Xunta de Galicia lle pon algún tipo de pega xa me anunciaron que non a colocarán aquí», señaló el regidor al término de la reunión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Concello de Camariñas apoya las baterías de Fenosa en Vilán