El espíritu de Man resucita

Aparecen repintados círculos que Manfred hizo en varios lugares


carballo / la voz

Nadie parece saber a ciencia cierta cuándo y cómo aparecieron, pero ahí están. Los círculos que Man pintó en la Pena da Aguia y en la punta de Sabadelle lucen como recién hechos. Los que ya se han dado cuenta de la aparición dicen desconocer la autoría de esta obra de restauración que hizo exclamar a la presidenta de la asociación de vecinos, Digna Romar: «¡Mira, volveu o alemán!». Si realmente lo hubiera hecho muchos tendrían que preocuparse por la gestión que se está haciendo del patrimonio que dejó en Camelle y que está siendo arrasado por el abandono de la Administración, pero también por los temporales, aunque poco importó el estado del mar al dueño de la mano que se aventuró por las rocas de Sabadelle con una lata de pintura blanca. Tampoco lo tuvo fácil en el monte. Por Braño se llega en coche hasta cerca del alto, pero hay que hacer el último tramo a pie.

¿Quién puede haberse tomado tantas molestias? La exconcejala Mercedes Martín González preguntó a varias personas que podrían haber perpetrado la recuperación de parte de la obra de Man, pero los «sospechosos habituales» negaron su participación en los hechos.

El caso es que alguien se ha tomado muchas molestias para que Manfred Gnädinger y su legado no sea olvidado en Camelle. De momento habrá que esperar a que el autor se manifieste.

misterio en camelle

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos

El espíritu de Man resucita