Un euro por Man de Camelle

Una iniciativa en Internet recupera la petición de donativos que realizaba el alemán para rehabilitar su legado


carballo / la voz

Los que visitaron al menos una vez el museo de Man de Camelle mientras él vivía recordarán que les pedía un donativo por el paseo, además de cederles una libreta para dibujar o pintar lo que les sugerían aquellas obras de arte. Siempre decía, como recuerda el escritor Manuel Sánchez Dalama, que aquel dinero era una manera de pedir respeto y dignidad por su museo. En sus últimos meses de vida, durante todo el 2002 (apareció muerto en su caseta el 28 de diciembre de ese año), la petición era de un euro. Antes, y durante muchos años, la petición era de 100 pesetas.

Esa contraprestación dineraria y voluntaria va a ser recuperada por una iniciativa que parte de Dalama, a través de un sistema que cada vez tiene más adeptos y en el que la Red es fundamental: las llamadas plataformas de crowdfunding o de financiación con aportaciones ajenas hasta lograr el fin que se proponen los promotores. Muchos grupos musicales o teatrales, directores de películas o escritores, por citar cuatro sectores habituales, las usan para conseguir dinero. A cambio, los donantes obtienen algún beneficio posteriormente, desde discos especiales a invitaciones privilegiadas, para agradecer su contribución. Todo el proceso es muy claro y transparente y siempre se sabe adónde va cada euro.

Hay varias plataformas activas, y una de las más populares es www.lanzanos.com, desde la que se activará esta acción solidaria, al mismo tiempo que reivindicativa del trabajo del alemán. Dinero, sí, pero también apoyo a su trabajo y a que no se olvide.

¿Y dinero, para qué? Fundamentalmente, para colaborar, sumar, en los trabajos de rehabilitación de su caseta y entorno que va a sacar adelante la Fundación Man de Camelle, que en marzo debería quedar constituida de nuevo, con incorporaciones a su patronato y otras líneas de trabajo. El Concello tiene ya 6.000 euros reservados desde hace tiempo, y las cantidades que se recauden sumarían más fondos a ese presupuesto, además, si es posible, de colaborar en el libro que dejó escrito y que se está traduciendo.

Además del dinero, un constructor ha ofrecido su trabajo y un arquitecto, la memoria del proyecto a aplicar en la zona en la que vivió Man. Dalama quiere cerrar bien los detalles para que sea «eficaz». En las próximas semanas estará listo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

Un euro por Man de Camelle