Prisión sin fianza para el hombre que mató a su mujer en Cabana

Julián Gil Pose se acogió a su derecho a no declarar ante el juez

Prisión sin fianza para el autor del crimen de Cabana Ana Belén le había pedido el divorcio a su marido, Julián. Este domingo él acabó con su vida disparándole tres tiros por la espalda con un revólver para el que no tenía licencia, y estando sus hijos dentro de la vivienda

Carballo / la voz

Julián Gil Pose, que el domingo mató a su mujer disparándole tres veces por la espalda, se acogió este martes a su derecho a no declarar ante el juez. Lo hizo asesorado por un abogado que contrató su familia, no la que formó con Ana Belén Varela, que fue despedida en un emotivo funeral celebrado en su Cesullas natal, en el municipio de Cabana de Bergantiños.

Gil Pose llegó sobre las once de la mañana al juzgado de Carballo en un coche de la Guardia Civil que entró por el garaje, evitando a la prensa apostada ante el edificio, y permaneció dentro hasta que, poco después de las cuatro de la tarde, emprendió viaje a la prisión de Teixeiro. A pesar de eso, apenas estuvo media hora ante el juez, porque no quiso decir nada y tampoco mostró signos de arrepentimiento.

Por la mañana también acudieron sus hijos, que estaban en la casa cuando disparó a su madre, aunque a realizar trámites, porque todavía no habían sido ayer citados a declarar, al igual que el hermano de la víctima, que fue el que intentó reanimar a Ana Belén Varela una vez que su marido fue desarmado. Uno de los motivos de la presencia de los hijos en el juzgado podría tener relación con la decisión de incinerar a su madre.

Personas ligadas al caso señalaron que seguramente no será un proceso largo, pero que es necesario practicar varias pruebas, entre las que se encuentra una de balística. Todo indica que el papel del abogado de Julián Gil será intentar minimizar la condena. La calificación de este crimen machista es una de las cuestiones claves. Entre un homicidio y un asesinato median años de cárcel. El hecho de que el marido siguiera a Ana Belén al trabajo y de que se hubiera hecho con una pistola complicarán las cosas para su defensa, puesto que, en principio, todo apunta a que hubo premeditación.

Además, es muy probable que la causa vaya a un tribunal con jurado, lo que demorará la celebración del juicio. Los hijos de la víctima acudirán en calidad de testigos y tienen pendiente la designación de un abogado.

Hasta primeras horas de la tarde, el tanatorio de Ponteceso estuvo lleno de personas que acudieron a acompañar a la familia de la víctima, sobre todo a sus hijos, su madre y sus hermanos. Por la mañana acudieron representantes de numerosas agrupaciones de Protección Civil, a la que la familia está muy ligada. De hecho, dos de sus hermanos son voluntarios desde hace años.

Además, en numerosos puntos de Galicia se celebraron también concentraciones de repulsa por el crimen machista. Ana Belén Varela es la víctima número 26 en España, la tercera en Galicia este año.

Detenido en Pontevedra tras agredir a su pareja, que se refugió en un bar

La Policía Local de Pontevedra detuvo este lunes a un hombre de 33 años como supuesto autor de un delito de violencia de género. Los agentes acudieron a una cafetería de la ciudad tras recibir una llamada. En el local de hostelería se había refugiado una mujer de 38 años que relató a los guardias que había sido agredida por su compañero. Los policías comprobaron que la señora tenía golpes y moratones por diversas partes del cuerpo. La víctima contó que las lesiones se las había causado su pareja tras una fuerte discusión y un forcejeo. Los agentes arrestaron al hombre, que comparecerá en el juzgado, y agradecieron la colaboración ciudadana.

Protección sin necesidad de denuncia

El silencio es el mayor aliado del maltratador. Un cómplice que desaparece con el pacto de Estado contra la violencia de género, que permitirá a cualquier víctima recibir protección policial sin necesidad de que exista una denuncia. Pero esta es solo una de las 292 medidas aprobadas por Congreso y Senado para acabar con la lacra machista.

Sensibilización

Prevención en todas las etapas educativas. Incluir la educación afectivo-sexual y los valores igualitarios, implementar protocolos de detección de violencias en los centros y formar al personal docente en prevención y resolución de conflictos figuran entre las medidas del plan. También se crearán campañas enfocadas en las nuevas tecnología y dirigidas hacia sectores vulnerables.

Administraciones

Coordinación entre juzgados e instituciones y nuevo sistema de acreditación. Se facilita el acceso a la protección integral con nuevos sistemas para acreditar a una víctima, mediante los cuales ya no hará falta la denuncia. Para asegurar este derecho, se promueven las unidades de apoyo locales.

Asistencia

Perfeccionamiento de la asistencia jurídica y los sistemas de seguridad. Se pretende, en el plano judicial, contar con un grupo de psicólogos y trabajadores que asistan a los jueces, crear un plan de acompañamiento a la víctima en el proceso judicial y revisar los protocolos. Para la seguridad, establecer unidades policiales especializadas que presten atención 24 horas y mejorar los protocolos de detección de violencia machista y actuación ante ella en el ámbito sanitario.

Menores

Suspensión del régimen de visitas. En los casos en que el menor haya presenciado o sufrido violencia de género. También se refuerza el sistema de apoyo y asistencia.

Formación

Programas formativos de prevención para profesionales. Dirigidos a Policía, Guardia Civil, trabajadores de la Justicia, sanitarios y docentes.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Prisión sin fianza para el hombre que mató a su mujer en Cabana