La Torre da Penela, por fin del Concello de Cabana

Una vez esté formalizada la transacción, buscarán financiación para poder restaurar este Bien de Interés Cultural


Carballo / La Voz

Por un importe de 40.000 euros, y gracias a la mediación «do albacea da familia Ozores, José Manuel Pato», como expresaba ayer Muíño, el Concello de Cabana cerró el miércoles pasado un trato mediante el cual pasará a tener la propiedad de la Torre da Penela, emplazada en la parroquia de Silvarredonda.

El acuerdo llega después de meses de negociaciones y de que la familia, en vista de que el Concello parecía no subir más su oferta, decidiese ofertarla al mejor postor. Finalmente no será un convenio de cesión por 30 años, como se habló en un principio, sino una venta cerrada por 40.000 euros, financiada íntegramente con fondos municipales.

Una vez escriturado en favor del Concello, el monumento, catalogado como Bien de Interés Cultural, será objeto de estudio para la redacción de un proyecto de rehabilitación. Muy necesario, ya que en 2015 se desplomó buena parte de la cubierta, lo que podría derivar en daños estructurales graves si no se le hecha mano cuanto antes. Un informe técnico de la Deputación tasaba la restauración hace unos meses en algo más de 30.000 euros, aunque todavía es pronto para pararse a pensar en ello, ya que primeramente tendrían que recibir el permiso correspondiente por parte de los técnicos de Patrimonio, como explica el regidor.

Una vez lo tengan en sus manos, comenzarán la redacción del proyecto y buscarán la financiación necesaria para ejecutar la obra. Esperan contar, dice Muíño, con el apoyo de la Xunta de Galicia, al tratarse de un BIC, y también del área de cultura de la Deputación da Coruña.

Poco queda ya de lo que un día formó parte de un amplio conjunto defensivo que constaba de más de una torre. Documentada en el siglo XIV, aunque construida en el anterior, hoy día carece de tejado, las ventanas que no están tapiadas son ya inexistentes y los accesos necesitan de un desbroce urgente. Además, el moho y la vegetación se cuelan entre las rendijas de la piedra que, aunque valorada en «uns 400.000 euros», dice José Manuel Pato, en ella bien se nota el paso de los años. Sin embargo, a nivel estructural parece conservarse en buen estado. Amplios trabajos le esperan hasta volver a lucir como antaño.

«Dende o Concello sempre quixemos que os nosos veciños puidesen gozar deste ben BIC»

La adquisición de la Torre da Penela por parte del Concello no es casual, sino que responde a un deseo claro: que el conjunto patrimonial tenga un propósito de cara al municipio. «Dende o Concello sempre quixemos que os nosos veciños puidesen gozar deste ben BIC», explica Muíño, quien destaca y agradece el interés mostrado por Xosé Regueira, responsable provincial de Turismo y Cultura. «Agardamos a final deste ano 2018 poder comezar co proxecto de restauración», añade.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La Torre da Penela, por fin del Concello de Cabana