Baja la presión de la velutina, pero sigue presente en la Costa da Morte

A pesar del frío, en los nidos todavía hay actividad

Las velutinas devoran cinco colmenas de un apicultor de Cabana Tres nidos han sido detectados en la zona

carballo / la voz

A estas alturas del año, las reinas deberían estar abandonando los nidos, pero en ellos todavía queda mucha actividad, al menos en la zona. La presión de la vespa velutina sobre las colmenas ha bajado, pero la especie sigue muy presente en la zona. En Cabana, en un radio de apenas un kilómetros se han detectado tres colmenas, pero no es el único lugar. La caída de la hoja está haciendo que los nidos sean más visibles.

Un vecinos de San Fins do Castro, ya ha avisado de la presencia de varios puntos conflictivos, entre ellos una aparatosa colmena en Brantuas.

Los concellos de A Laracha, Carballo, Ponteceso, Cabana y Zas son los más afectados. Según los últimos datos dela Xunta de Galicia, en cada uno de ellos se han retirado más de un centenar de nidos, que el nivel máximo en el cómputo de Medio Rural, pero en muchos municipios de la zona se ha actuado en muchísimos más casos.

La presencia de la avispa asiática se ha extendido de forma extraordinaria por la Costa da Morte, sobre todo por lo que respecta a Bergantiños, donde la incidencia es enorme.

Se acerca el invierno y vendrá, en teoría una etapa de tranquilidad. Hace falta porque para los apicultores los últimos meses han sido de mucho estrés. Hace solo unas semanas los nidos estaban en su momento de mayor plenitud con colonias de hasta 2.000 ejemplares. En Cabana varios vecinos confesaron de han eliminado emparrados de vides y otros frutales para que la presencia de avispas no fuera tan acuciante. De hecho, muchos expresaron su temor a las picaduras tras la muerte de un hombre.

A medida que aumente el frío las futuras reinas fundadoras comienza a hibernar, mientras muere la inicial y los componentes de la colonia. El respiro no durará mucho tiempo porque a partir de febrero comenzará de nuevo el ciclo y se iniciarán los nidos de nuevo. En la zona de Cabana y Ponteceso es el GES el que tiene encomendada la retirada de los nidos. En Muxía, Dumbría, Zas y Corcubión se ocupa Medio Rural . El resto son colaboradores.

«Non vou poñer máis abellas, non vou pasar traballos para que mas maten»

A José Antonio Pose tenía cinco colmenas en el monte, en una casa abandonada que tiene en A Balsa, en la parroquia de Cesullas. Desde principios de agosto, los ataques de avispas asiáticas fueron continuos. De poco sirvieron las trampas que colocó, a pesar de que atrapó muchísimos ejemplares. Todas las abejas que tenía fueron devoradas o ahuyentadas por la velutina, que es una auténtica plaga en esa zona.

Las colmenas están vacías y este jubilado no tiene la menor intención de volver a tener enjambres mientras la plaga se mantenga tan activa. Explica que invierte demasiado tiempo y recursos en la cría y no quiere encontrarse de nuevo con la pérdida de sus colmenas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Baja la presión de la velutina, pero sigue presente en la Costa da Morte