A Cidá recuperará su entrada natural para hacerlo más accesible

El Concello de Cabana ya mejoró la parte alta de la croa, con una pasarela para personas con limitaciones en su movilidad

.

carballo / la voz

A finales del 2007 ya quedó claro que el acceso natural al castro de Borneiro era por la zona baja y no por la alta, donde muchos años antes se instaló una pasarela para que las personas con limitaciones de movilidad pudieran contemplar la croa. Las excavaciones que dirigió el arqueólogo Fidel Méndez dejaron claro que el barrio de extramuros era tan interesante como la zona de las viviendas y que los habitantes de A Cidá entraban en la fortificación por una puerta descubierta entonces.

Para los visitantes es el acceso más complicado a causa de la pendiente, pero también porque es preciso cruzar un pequeño cauce y porque la señalización es escasa. Sin embargo, es la entrada que mejor explica cómo era A Cidá cuando se utilizó como asentamiento.

Desde el 2007 está en los planes del Concello de Cabana hacer más accesible esta parte, sobre todo porque la zona de estacionamiento es mucho mejor y la entrada desde la carretera, más segura.

Hasta el momento faltaron los fondos, pero el Ayuntamiento ha podido hacerse con una subvención que le permitirá realizar las obras. Ahora está pendiente del visto bueno de Patrimonio, que ya ha encargado el control arqueológico. Hace poco más de dos años, el Concello cabanés acometió reposición de la rampa de la parte alta, que estaba en malas condiciones. El yacimiento también precisa consolidación, ya que hay muchas piedras caídas o movidas por los visitantes.

Castrelo

Esta semana comenzaron los trabajos para mantener libre de vegetación el castro de Castrelo, en Soesto. El yacimiento quedó bajo la carretera que une Baio y Laxe y la Xunta encarga una limpieza anual. El arqueólogo Manuel Lestón desbrozó todo el recinto con máquinas de disco e hilo y echó herbicida en los muros para secar la vegetación que crece en ellos, puesto que la limpieza mecánica está descartada. En diez días o dos semanas se terminará el trabajo con la eliminación de los restos vegetales.

La Diputación colocará monolitos con placas para identificar su patrimonio

.

La Diputación destina 55.000 euros a la construcción e instalación de 11 monolitos con placas para señalizar su patrimonio histórico artístico. Valentín González Formoso señaló que esta medida «contribuirá a mellorar a identificación dos enclaves máis singulares» y a vincularlos con la imagen corporativa del organismo provincial, según señaló el presidente.

En la comarca se instalarán en el castillo y los batáns do Mosquetín, en el municipio de Vimianzo; el Forno do Forte de Buño, las Torres do Allo de Zas y el dolmen de Dombate en Cabana.

Fue el servicio de arquitectura del organismo provincial el que diseñó los monolitos, que consistirán en una base de granito silvestre de casi un metro de altura, sobre los que se colocará la placa metálica, con el elemento más simbólico y representativo del monumento en cuestión. También llevarán el logotipo de la Diputación. El objetivo es unificar la señalización.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

A Cidá recuperará su entrada natural para hacerlo más accesible