La Xunta levanta la prohibición de plantar patata en la parroquia de Caión

M. López CARBALLO / LA VOZ

A LARACHA

El muxián Pedro Lema mostraba en la primavera del 2018 los efectos que la polilla guatemalteca causó en su cosecha de patata. Esa fue la última. Desde enero tenía autorización para volver a plantar, pero no lo hizo ni volverá a hacerlo. Señala que sus vecinos tampoco han vuelto a poner tubérculos en sus terrenos, ni siquiera para consumo propio. Las que muestra son las últimas patatas que plantó
El muxián Pedro Lema mostraba en la primavera del 2018 los efectos que la polilla guatemalteca causó en su cosecha de patata. Esa fue la última. Desde enero tenía autorización para volver a plantar, pero no lo hizo ni volverá a hacerlo. Señala que sus vecinos tampoco han vuelto a poner tubérculos en sus terrenos, ni siquiera para consumo propio. Las que muestra son las últimas patatas que plantó Ana Garcia

As Encrobas se suma a la zona tampón por la plaga de la polilla guatemalteca

28 feb 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Seis años después de que la plaga de la polilla de la patata llegase a la comarca, ya es posible volver a cultivar este tubérculo en toda la Costa da Morte. En los últimos meses la prohibición ya solo estaba vigente en Caión, pero la Consellería do Medio Rural actualizó ayer el mapa de la plaga y eliminó esta medida en la parroquia larachesa.

Pasará, eso sí, a estar considerada zona tampón, tal como informa el consistorio, lo que significa que los productores podrán volver a plantar patata, pero deberán declarar a la Xunta todo lo que cultiven. Estas mismas medidas, pensadas para frenar la expansión de la polilla guatemalteca, estaban vigentes en Lendo y en varias parroquias de Muxía, que a partir de ahora quedarán libres de estas obligaciones. Se sumará, eso sí, As Encrobas (Cerceda), por su proximidad con territorios de Carral que están infestados.

La resolución publicada ayer por Medio Rural en el DOG supondrá que vecinos de varios territorios de Muxía podrán plantar patata libremente por primera vez en casi seis años. Desde que se detectó la presencia de esta plaga en varios almacenes de Ozón —el primer lugar de Galicia al que saltó la plaga fuera de Ferrolterra y A Mariña— esta parroquia junto con las de A O, Leis, Muxía y Moraime fueron las que más tiempo estuvieron sometidas a restricciones, hasta que en diciembre de 2022 la Xunta resolvió levantar la prohibición de plantación en todo el municipio.

Lendo y Caión, en A Laracha, y Noicela, en Carballo, fueron las siguientes zonas de la Costa da Morte en las que se detectó la presencia de la polilla, aunque las limitaciones para el cultivo duraron bastante menos tiempo que en el municipio muxián.

El resto de territorios de la comarca que fueron vigilados de cerca por Medio Rural figuraron, en todos los casos, como zonas tampón. Fueron una franja de cinco kilómetros alrededor de Muxía —tocando los concellos de Camariñas, Dumbría, Vimianzo, Cee, Corcubión y Fisterra— y varias parroquias de Bergantiños. Durante ese tiempo los agricultores tuvieron que informar de sus cultivos y adoptar otras medidas adicionales, como la colocación de trampas.

Pese a la preocupación latente, e incluso habiéndose celebrado reuniones informativas, la polilla no llegó nunca a afectar a Coristanco, principal zona productora de la Costa da Morte.

CRONOLOGÍA

Marzo 2018 | La plaga salta a Muxía. Franja de 5 kilómetros de concellos colindantes pasan a ser zona tampón.

Noviembre 2019 | También afectadas Lendo y Caión (A Laracha) y Noicela (Carballo). Varias parroquias de ambos municipios entran en zona tampón.

Noviembre 2020 | Cee y Fisterra libres de plaga y se levanta la prohibición en parroquias de Muxía.

Diciembre 2022 | Se permite plantar patata en todo Muxía.

Febrero 2024 | Eliminada la prohibición en Caión, que pasa a ser tampón junto con As Encrobas.