«La furgoneta lo embistió, el trabajador salió despedido y acabó impactando contra otro coche que venía de frente»

Toni Longueira / S.G. Rial CARBALLO / LA VOZ

A LARACHA

ANA GARCIA

El zasense José María Torrado Amado murió al ser atropellado cuando regulaba el tráfico en una obra en A Laracha

05 dic 2023 . Actualizado a las 18:11 h.

José María Torrado Amado, 64 años de edad y vecino de Zas, falleció este martes como consecuencia de un brutal atropello. Estaba en la obra de construcción de una senda peatonal, a la altura de la antigua estación de servicio de Valcarce, A Laracha. En concreto, según emergencias, en el punto kilométrico 24 de la AC-552. El operario se encontraba en las inmediaciones de los accesos a la gasolinera, cuando, por causas que Tráfico de la Guardia Civil investiga, un vehículo arrolló al trabajador, que pereció prácticamente en el acto.

ANA GARCIA

Hasta el lugar del siniestro acudieron agentes de la Policía Local de A Laracha y de Tráfico de la Guardia Civil de A Coruña, así como personal de Atestados y del 061. Los sanitarios solo pudieron certificar el fallecimiento del operario, que fue trasladado al Chuac para serle realizada la autopsia, que determinará las causas exactas del óbito. El conductor dio negativo en las pruebas de alcohol y drogas. Instruye diligencias Atestados de Tráfico.

ANA GARCIA

José María Torrado Amado cumplió los 64 años el pasado viernes día 1 de diciembre. Estaba casado y tenía dos hijas. Estaba a punto de jubilarse y trabajaba para la empresa Ponciano Nieto. Era natural del lugar de Pazos, en la parroquia zasense de Vilar y desde hace muchos años residía en el lugar de Castro, en la parroquia de San Cremenzo de Pazos, también en el municipio de Zas.

Sobre las causas del percance, y a la espera del resultado del atestado de Tráfico, todo indica que José María estaba regulando el tráfico en la obra, cuando fue embestido por un turismo. «El trabajador salió despedido y acabó impactando contra otro vehículo que venía de frente», apuntaron desde emergencias. Los agentes encargados del caso no encontraron huellas de frenada en el lugar del trágico siniestro.