Diego Armando García: «A mi padre se le ocurrió llamarme como Maradona»

Melissa Rodríguez
melissa rodríguez CARBALLO / LA VOZ

A LARACHA

BASILIO BELLO

El entrenador acaba de aterrizar en A Porta Santa. Con tres ascensos a las espaldas, está llamado a hacer lo mismo con el Paiosaco

28 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Acaba de aterrizar en A Porta Santa luego de firmar dos temporadas históricas en el Victoria CF. Lleva tres ascensos a las espaldas en los últimos años y está llamado a hacer lo mismo en el Paiosaco. Diego Armando García Fernández (A Coruña, 1983) hace honra al nombre del astro argentino y asume el reto de devolver al equipo verdiblanco a la Tercera División con una enorme ilusión.

En su primer año en el Victoria ascendió al conjunto a Preferente como campeón, y en la pasada temporada firmó el pase a la Copa del Rey. Antes estuvo en el Ural durante tres campañas, logrando las dos primeras sendos ascensos de Liga Gallega juvenil a Liga Nacional y a División de Honor, y, en la última, el récord de puntos nacional de un equipo no profesional. «He tenido la suerte de estar con buenos grupos de jugadores y buenas coordinaciones. El objetivo del Paiosaco a corto plazo es cambiar un poco la dinámica y la mentalidad del conjunto, porque viene de tiempos difíciles en la categoría nacional con muchas derrotas. Debe ser competitivo, ganador, y no acostumbrarse o considerar habitual la derrota o el empate. A partir de ahí, mejorar futbolísticamente», explica el técnico.

Según cuenta, una semana después del anuncio de la marcha del entrenador Juan Riveiro, el Paiosaco ya se puso en contacto con él para hacerle la oferta de fichar, pero Diego Armando estaba centrado en acabar la competición con el club coruñés, al que respetó «al máximo» en ese sentido, asegura. «A partir de ahí, no hubo mucho que hablar. Es una propuesta que, a nivel de condiciones y trabajo deportivo, tenía muchas ganas de aceptar. Me apetecía ese reto, y es que me encantan las metas», comenta.