A Laracha se une a los tres municipios de la Costa da Morte en que los daños del lobo se compensan un 30 % más

Santiago Garrido Rial
S. G. Rial CARBALLO / LA VOZ

A LARACHA

Foto de archivo de una manada en el Centro del Lobo de Castilla y León
Foto de archivo de una manada en el Centro del Lobo de Castilla y León Carlos Castro

Los otros concellos de la comarca en esta situación son Dumbría, Muxía y Vimianzo

23 mar 2021 . Actualizado a las 21:40 h.

En A Laracha, los daños que ocasiona el lobo, especialmente a las ovejas, se abonarán un 30 % más que las compensaciones previstas para este tipo de pérdidas a nivel general. Se une así a un grupo relativamente reducido de municipios en los que estos ataques son más abundantes, de ahí que el dinero al que se puede acceder para paliar las pérdidas también lo sea, al menos en parte.

En realidad, la orden original es de principios de enero. Como siempre a principios de año, la Consellería de Medio Ambiente publica las bases para acogerse a las ayudas existentes, y no solo de daños, sino también preventivas, tanto de lobos como de jabalí. En la provincia de A Coruña, a tenor de los datos existentes, se citaban 17 municipios con ese plus de fondos: Dumbría, Muxía y Vimianzo. Pero ahora se añaden cinco más en la provincia, y entre ellos está A Laracha.

Explica el Gobierno autonómico en el DOG de ayer que «no se disponía de la información de la anualidad del 2020 sobre los ataques del lobo, y una vez analizada se pone de manifiesto que la relación de ayuntamientos donde el importe de las ayudas a las explotaciones afectadas debe incrementarse en un 30 % debe ser ampliado», para incluir zonas con alta incidencia que no se tuvieron en cuenta. ¿Y qué se compensa exactamente? El ganado afectado puede ser muy variado, de bovino a equipo o caballar, y los pagos, para muchos usos también: desde los tratamientos veterinarios, hasta la eutanasia del animal herido si no queda más remedio, o el pago por cada ejemplar muerto. Los baremos y las tablas no son precisamente escasas, y fueron publicadas en el Diario Oficial de Galicia del 15 de enero