Los cuatro CIM de la zona atendieron en el 2019 a 180 víctimas de maltrato

Este año se cerrará con más casos según lo visto hasta el momento


Carballo / la voz

A lo largo del pasado año los CIM (Centro de Información á Muller) de Carballo, A Laracha, Cee y Zas abrieron 180 expedientes por violencia de género. La mayoría de los casos no terminaron en denuncias ante la Guardia Civil y las responsables de estos servicios municipales saben que solo les llega una parte del problema porque incluso algunas de las vecinas que acuden a ellas ni siquiera quieren dar su nombre, por lo que sus historias no quedan ni reflejadas. Lo peor, es que el 2020 será un año de récord en esta materia y en atención psicológica, que es lo que vienen buscando casi todas las mujeres que se dirigen a este departamento. Es la principal demanda, seguida, a mucha distancia, del asesoramiento jurídico.

Además, en estos centros se prestan otro tipo de servicios, como el asesoramiento laboral o formativo y con respecto a los recursos públicos para las mujeres. Las consultas de todo tipo se han incrementado.

Carballo es el CIM con mayor movimiento y las consultas y acciones relacionadas con la violencia doméstica fueron 68 y hubo más de medio millar de atenciones de servicio de psicología. Con respecto al año anterior, han notado un aumento de la demanda y también de la franja de edad en las 296 mujeres que atendieron. Ahora tienen mayoritariamente entre 25 y 64 años de edad. En el caso carballés, el perfil es el de una casada, con estudios básicos y sin trabajo.

Cee

En Cee, manejan también datos escalofriantes. Atendieron a 52 víctimas de maltrato y se realizaron 368 servicios psicológicos. Concha Millán, la responsable, explica que durante el confinamiento hubo dos casos, que han de sumarse a los seis con denuncia que ya llevan este año. De momento, no han notado allí un incremento fuerte de la demanda, pero saben que la pandemia ha cambiado muchas cosas. En este caso, el asesoramiento jurídico sumó 296 consultas.

A Laracha

En A Laracha, Ana Aldao suma más de 2.000 asistencias de tipo psicológico y atribuye este número tan elevado a la cantidad de horas del servicio. Pueden realizar mayor número de consultas. La necesidad, como en otros lugares, es muy importante y la pandemia no ha facilitado las cosas. El año pasado atendieron a 45 mujeres maltratadas, pero este año calculan que serán más porque solo durante el confinamiento hubo 28 consultas sobre este tema. En su caso, la edad de la mayor parte de las afectadas va de los 25 a los 54 años, que es o más habitual en todas partes. Las prestaciones a las menores de 25 fueron tantas como las de las mayores de 55, unas setenta, frente a las 380 realizadas al grupo más numeroso.

Zas

En Zas los números son mucho menores, como corresponde a un municipio donde la zona rural pesa más. Carmela Espasandín reconoce que en un medio como ese las denuncias por violencia en el seno del hogar son más raras. El año pasado hubo tres y una docena de consultas por el mismo motivo, pero que no acabaron en manos de las fuerzas de seguridad. También cree que este año se registrará una subida, pero no espera más actividad visible precisamente por la pandemia. A lo largo del año pasado abrieron unos 70 expedientes de todo tipo, pero los relativos a cuestiones psicológicas también son mayoría.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los cuatro CIM de la zona atendieron en el 2019 a 180 víctimas de maltrato