A Laracha es la principal despensa de trigo autóctono para Pan Galego

La campaña de los cereales de invierno está en su momento álgido en la comarca


carballo / la voz

A Laracha y una pequeña parte de Cerceda producen en cada campaña entre 1.300 y 1.400 toneladas de trigo autóctono para pan, lo que convierte esta zona en la principal despensa de Galicia. Lo dice Manuel da Cunha, que aporta la semilla certificada y compra la producción, que ha promovido la Cátedra do Pan, en el campus lugués de la Universidade de Santiago, y que calcula que en unos días ya se podrá utilizar la IXP Pan Galego, aunque todavía está pendiente todo el enramado administrativo y organizativo que depende de la Xunta.

En la comarca está arrancando la campaña de los cereales de invierno y por todas partes se ven campos preparados para recibir las semillas, pero esta es una zona básicamente ganadera, por lo que el trigo forrajero gana la partida. Sin embargo, cada vez son más los que se animan a recuperar la materia con la que los molinos tradicionales harán la harina gallega, que va comiéndole terreno a la castellana.

Entre A Laracha y Cerceda se plantará la mayor cantidad de trigo de la variedad Caaveiro, que es la de la Indicación Xeográfica Protexida, lo que supone que con esa harina se podrá fabricar el Pan Galego, cuyo territorio abarca toda la comunidad autónoma y a la que podrían sumarse los panaderos de Carballo, los que podrían ser los más interesados por el renombre que tiene.

El trigo también es una buena oportunidad para los agricultores. En esta época apenas hay trabajo en el campo y el cereal es una buena ocupación, puesto que da cosechas bastante rápidas. En la primavera podrán volver a plantarlo, pero entonces ya no será de la variedad Caaveiro, por lo que no tendrá tanto valor para la elaboración de masas.

Pequeños

Manuel da Cunha reconoce que en esta zona los labradores que le suministran plantan entre 150 y 200 hectáreas, pero cada vez hay más profesionales que siembran pequeñas cantidades, para completar la dieta del ganado y, en algunos casos, para vender a panaderías de la zona, donde cada vez se aprecia más la harina autóctona. De hecho, es cada vez más habitual que los panes lleven una mezcla. Algunos obradores rechazan utilizar solo el trigo del país porque lo consideran demasiado pesado, por lo que se limitan a pequeñas cantidades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

A Laracha es la principal despensa de trigo autóctono para Pan Galego