Muy distintos motivos llevan a Caión

Os Milagres de Caión | La afluencia al santuario en los días previos a la romería está siendo muy intensa


Hace ya días que prácticamente cualquier ruta que lleve a Caión está minada de peregrinos. Romeros en grupo -los menos, en solitario- que van salpicando los kilómetros. Hace ya días, también, que en el entorno del santuario lucen farolillos, visibles desde la tranquilidad nocturna del paseo marítimo. Son muchos los que eligen hacer el peregrinaje de noche: pasadas las doce y media había anteayer al menos una decena de personas recorriendo la carretera que une Carballo con la localidad. Es un goteo incesante que acude al efecto llamada de una romería con más de dos siglos y medio de arraigo y que es fin de camino de muchas historias personales. De superación, promesas, agradecimiento, peticiones o, por qué no, mero gusto por caminar. Manel Raposo, cara visible de la Peña Royal, comentaba precisamente ayer en Radio Voz que, si sus cálculos no fallan -y son muchos años de experiencia-, bien podría batirse un récord este año: «Por calquera sitio que vaias, e eu ando moito para arriba e para abaixo polo das festas, ves xente». No le han pasado desapercibidas, tampoco, otras cuestiones. La primera, la de la seguridad: hoy prácticamente nadie acude a pie a Caión sin chaleco reflectante. No era así hasta hace unos años. La segunda, la afluencia de jóvenes: «A mocidade enganchouse a facer o camiño a pé». Es algo bueno: «Ninguén está libre de pecado», asegura con humor.

Hoy: Víspera. Hay misas en el santuario de 10.00 a 12.00 y de 17.00 a 20.00 

Mañana: Día de Os Milagres. Misas a las 09.00, 10.00, 11.00, 12.00 y 13.00 (solemne, con la coral Bergantiños). Por la tarde, oficios a las 17.00, 18.00, 19.00 y 20.00. Es el día grande de las celebraciones. Esta romería fue declarada de Interese Turístico de Galicia en el 2008.

Domingo: Bajada de la Virgen. Junto con el domingo de subida de la imagen de la Virgen al santuario, el domingo de bajada en procesión es otro de los días más concurridos. Habrá misa en el santuario de 10.00 a 12.00. Después, procesión hasta la iglesia y, a la llegada, misa en la plaza con la coral As Salseiras de Caión. De tarde, misas de 17.00 a 20.00.

«Nos gusta andar y venimos»

Gemma Romero Rodríguez y Raquel Novo Santiago, cuñadas, llegaron ayer a Caión para la misa de las 12.00. Salieron de Razo pasadas las nueve y media de la mañana, por lo que estiman en hora y media el camino de su peregrinación: «Paramos a tomar café», contaban. Hace cuatro años que empezaron a hacer el camino a Os Milagres y, en su caso, sin ofrendas particulares: «Nos gusta andar», dice Gemma. Recorrieron a pie estos kilómetros con sus perros y encontraron la ruta más o menos como siempre. Siempre han vivido Os Milagres en sus casas.

«Empezamos a vir por promesa»

Hace 27 años que Mariano Lista Nión hizo una promesa. Su mujer, Maricarmen Facal, estaba embarazada del primer hijo. Prometió él que, si todo salía bien, peregrinaría cada año que pudiese a Caión. «Pasei as miñas, pero aí esta», decía ayer ella, recordando con humor los cuatro kilos y 620 gramos del bebé. Hace ahora unos 12 años que Maricarmen acompaña a Mariano hasta Caión: él solo faltó dos años, uno por un golpe y otro por estar operado. Acuden desde Razo y suelen hacerlo entre semana. En la imagen, los dos con chaleco, acompañados por un familiar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Muy distintos motivos llevan a Caión