Abarrote de devotos en Caión, pero también en el barrio carballés de A Milagrosa, donde se celebró ayer la tradicional procesión sobre las alfombras de pétalos. Maratonianas jornadas de trabajo que dejaron ver una pulida maestría floral a la hora de diseñar los tapetes vegetales que, aunque destrozados con el paso de los fieles, sí pudieron ser contemplados durante al menos unas horas. Asfixiante calor y muchas sombrillas para apaciguar el poder del sol pero, sobre todo, mucha devoción, en especial por parte de los 95 funcionistas de este año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Maestría floral y un centenar de funcionistas en A Milagrosa